in

Cada vez más cerca del “capote invisible”

Los científicos siguen trabajando para lograr un dispositivo que, manipulando las ondas electromagnéticas, pueda hacer invisible a un objeto. Esta especie de “capote” podría tener aplicaciones de lo más variadas, y según Xiang Zhang, de la Universidad de California, su desarrollo parece estar cada vez más cerca.

El equipo de científicos estadounidenses liderados por Xiang Zhang ha conseguido desarrollar un material que tiene la extraña particularidad de hacer que la luz se desvíe alrededor de los objetos tridimensionales, haciéndolos completamente invisibles para el observador.

Recordemos que para poder ver un objeto, el ojo (o cualquier cámara, que de hecho funcionan más o menos de la misma forma) necesita “recoger” los fotones que se reflejan en él. Si lográsemos, como parecen haberlo hecho Zhang y sus colegas, hacer que la luz en lugar de reflejarse “rodee” el objeto, veríamos lo que hay detrás de él. Este es el tipo de invisibilidad sobre el que se está trabajando.

La luz refleja en la capa

El equipo de Zhang trabaja, como parece ser la norma en estos casos, con financiación del Pentágono. Según han comunicado a la prensa, ya han conseguido un material que hace que la luz efectivamente esquive los objetos tridimensionales. Los científicos, que realizan su labor en la Universidad de Berkeley y el Lawrence Berkeley National Laboratory, de California, darán a conocer los resultados y detalles específicos de sus investigaciones próximamente, en las revistas Nature y Science.

Al igual que muchos de los materiales cuyas características nos han asombrado a lo largo de los últimos años, el trabajo de Zhang ha requerido de la nanotecnologia para ver (en realidad, desviar) la luz. La nanoingeniería es la única forma de obtener estructuras de un tamaño cercano a la milmillonésima de metro. A estos materiales se los suele denominar metamateriales.

Xiang Zhang
Xiang Zhang ha utilizado nanotecnología.

En abril del año pasado, físicos del Reino Unido, utilizando nanotecnología habían logrado diseñar un dispositivo que, en teoría, haría invisible un objeto en una longitud de onda de 632.8 nanómetros, que corresponde al color rojo. Los resultados fueron publicados en la revista Nature Photonics.

El nanomaterial desarrollado por el especialista estadounidense tiene como característica especial el poseer un índice de refracción negativo, algo que por supuesto no ocurre con los materiales convencionales.

La investigación, como decíamos antes,  ha sido financiada por la Secretaría de Defensa de EE.UU., lo que prácticamente asegura algún futuro uso militar de este tipo de metamateriales. No cuesta demasiado esfuerzo imaginar un recubrimiento para carros de combate o incluso aviones, que los vuelva invisibles al ojo humano. Seria el equivalente de la tecnología Stealh, pero en longitudes de onda visibles.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Livestation: TV en tu ordenador, gratis y legal

Lego Donkey Kong