in

Doom: Los 20 años de la bestia


Gruñidos extraños, gritos de dolor, y el sonido del lanzacohetes arrojando muerte sobre la horda demoníaca. Doom fue un invitado de honor para millones de jugadores, ya sea en la comodidad de sus hogares u organizando alguna partida multijugador. El día de ayer, la obra maestra de id Software cumplió veinte años, y es nuestro deber recordarlo.

La historia claramente nos dice que Doom no fue el primer FPS, sin embargo, no hay que ser el primero para reescribir las reglas. A decir verdad, id Software ya había hecho esto con Wolfenstein 3D. Si bien era un juego “violento”, transmitía a su vez cierta sensación justiciera debido a que el enemigo principal eran los nazis. La magia del shareware hizo que llegara a los ordenadores más lejanos del planeta, convirtiéndose en un éxito rotundo. Pero Doom sería superior, y no estoy hablando solamente del aspecto gráfico. El prisionero de la Segunda Guerra dio lugar a un marine anónimo y silencioso, estacionado en Marte como castigo por atacar a su comandante. La supuesta “asignación aburrida” se convierte en una misión de supervivencia. “Al parecer, todos tus compañeros han muerto”… eso es todo lo que recibe como advertencia, y lo único que tiene el marine para enfrentar a la extraña amenaza es una débil pistola. Así es como Doom te arroja la picadora de carne, y te obliga a lidiar con olas interminables de demonios.

De más está decirlo, Doom llegó a boca de todos, especialmente de aquellos detractores que ven en los videojuegos un vector violento y caótico que lleva a comportamientos indeseados (o eso creen). Esa visión ultra-conservadora chocó de lleno con los marines destripados a través de los niveles, los demonios reducidos a papilla con el lanzacohetes (mi favorito) y las referencias satánicas. Pero era demasiado tarde: Doom había explotado. Su popularidad fue tal que debieron prohibirlo en algunos entornos de trabajo (como el caso de Intel, Lotus y la Universidad Carnegie Mellon) debido a la pérdida de productividad y a los problemas de congestión que causaban sus partidas en red. En el campus de Microsoft no podían parar de jugarlo, y Bill Gates, rápido de mente en esas cosas, utilizó la popularidad de Doom para promocionar a Windows 95 en un histórico vídeo que muestra al propio Bill sosteniendo una escopeta y asumiendo el rol del marine anónimo. Redmond estuvo a punto de comprar id Software, pero se inclinó por desarrollar un port dedicado para el nuevo sistema operativo.

https://www.youtube.com/watch?v=lPDjzgOR8RI

Doom es parte de la historia… pero eso no quiere decir que su historia esté completa. Expansiones, secuelas, remakes… lo hemos visto todo. Doom 3 básicamente hizo un retcon de la trama, aunque Doom 4 no la está pasando bien que digamos. El proyecto volvió a cero en 2011, y en agosto pasado virtualmente se canceló. id Software está trabajando en algo grande, pero no lo llama Doom 4. Y a pesar de todo, su legado permanece intacto. Si quieres disfrutar a este clásico del mismo modo en que lo hacíamos hace algunos años, seguramente encontrarás versiones compatibles y optimizadas para casi cualquier plataforma, o puedes jugarlo en línea si así lo deseas. No dejes que su edad te engañe: Podrá tener veinte años, pero Doom está más vivo que nunca.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Godzilla: El regreso del lagarto gigante

El misterio del robot llamado Samantha West