in

Thug lifeThug life GeekyGeeky Una moneríaUna monería

Ferrolic: El reloj de ferrofluido que no puedes tener

Queremos uno de todas formas


Reloj de ferrofluido

El ferrofluido es algo maravilloso y sorprendente. En el pasado hemos explicado cómo fabricar una variante casera, y cómo utilizarlo para visualizar campos electromagnéticos, pero en esta oportunidad vamos a compartir un concepto que debería estar en cada escritorio. El Ferrolic es un reloj que genera diferentes patrones y números a partir del ferrofluido, aplicando un control magnético preciso sobre su superficie. Sin embargo, la mejor explicación es que lo veas en acción…

Casi cualquier dispositivo básico y de bajo costo es capaz de dar la hora en estos días, pero para algunas personas, ese proceso requiere de relojes transformados en obras de arte. A fines de 2017 aprendimos cuáles eran las diferencias entre un reloj de 5.000 dólares y uno de 85.000, con detalles que definitivamente escapan a la mirada casual, y a principios de 2014 hablamos sobre el Midnight Planétarium, un planetario portátil de 245.000 dólares. El mundo de la relojería es mucho más complejo de lo que imaginamos, y no se limita a la mecánica.



Si quieres un ejemplo de ello, entonces hay que hacer un lugar para el Ferrolic. Este proyecto de Zelf Koelman tomó por asalto a la Web un par de años atrás, pero sigue regresando a nuestros feeds porque el resultado es extraordinario. En términos sencillos, Ferrolic es un reloj de ferrofluido. Una capa de este líquido se encuentra atrapada en un panel de vidrio, y tiende a depositarse en la base. La verdadera magia comienza con la activación de los imanes ocultos en la parte posterior. Ferrolic crea diferentes patrones y «criaturas» de ferrofluido, para finalmente presentar la hora.



Ferrolic no es el único reloj de ferrofluido que hemos encontrado. Tal vez algunos de nuestros lectores recuerden el prototipo Rhei de Damjan Stanković, que nos dejó con la boca abierta al revelar la complejidad de su control magnético. El problema es que ninguno de ellos avanzó a una «segunda fase» que digamos. Rhei nunca se transformó en un producto comercial, y si la información disponible no me falla, sólo se fabricaron 24 Ferrolic, con un precio de 8.300 dólares cada uno. La única esperanza que nos queda es seguir la ruta del DIY, y algunos proyectos en línea usan hardware Arduino. Si te defiendes con la electrónica, ¿por qué no…?


Sitio oficial: Haz clic aquí


Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Universe Splitter: Divide el universo con una app «certificada»

cuánto espacio ocupan los programas en tu PC

Cómo saber cuánto espacio ocupan los programas en tu PC