La Era Dorada de los salones de arcades en fotos

Lista abierta
21 envíos

Si fuiste niño durante los años 80s, me juego el sueldo de todo un mes a que los salones de arcades, de alguna forma u otra, formaron una parte trascendental en tu infancia. En mi caso, habiendo crecido en un pueblo de campo, conservador y reaccionario, en el que los arcades estaban prohibidos por ley, mi misión durante el año era ahorrar dinero, para finalmente derrocharlo en videojuegos durante las vacaciones con mis padres.

Íbamos a la playa, pero yo ni pisaba la arena. Todas mis horas libres las pasaba en “Sacoa”, uno de los más conocidos salones de recreativas del lugar. Volvía a mi casa siempre más pálido de lo que iba, y nadie me creía cuando les contaba que había pasado unas cuantas semanas en una ciudad balnearia. En esos días de plena libertad me desquitaba, con bronca y pasión, de todo lo que no había podido jugar durante el año. Y, claro, tengo las mejores memorias.

Y a eso apunta esta galería: a despertar alguna neurona adormecida y activar uno o dos de esos dulces recuerdos. Así que ya sabes, si recuerdas algo lindo de aquella época, no dudes en compartir la anécdota en los comentarios, que para eso estamos. Las imágenes las conseguí explorando Google Images, pero mayormente salieron de Pinterest y Flickr. Un rejunte de fotografías de completos desconocidos, pero con los que no te costará nada identificarte.

Modo experto: Si quieres una total inmersión, mira las imágenes de esta galería escuchando las cacofonías de salones de videojuegos de “Arcade Ambience”, ¡que incluso están ordenadas por año!

Deja tu voto

16 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 18

Upvotes: 17

Upvotes percentage: 94.444444%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 5.555556%

Tú puedes crear un post como este ¡Crea un post ahora!

6 Comments

Deja una respuesta
  1. Que tiempos. Recuerdo que algunas te daban crédito golpeando la parte donde depositas las monedas jejeje. Que lamentable que estuvieran prohibidas donde estas vivías Max, aquí en México había en la mayoría de las tiendas, aunque claro, no todas tenían las mismas, y cuando uno llegaba de visita a otro lugar siempre buscababamos lo nuevo que podrían tener.

    Era como un tipo de excursión. Y sentir la adrenalina de enfrentarte a los que vivían por ahíen los juegos de pelea, que emocionante.

    Saludos, Max. Buen artículo.

    • ¡El paraiso México! Aquí fue porque en los 80s un grupo de madres se quejó que los niños no iban al colegio para encerrarse en esos “tugurios” y una ordenanza local los prohibió por completo. Al día de hoy existe esa ley y no se puede poner ni una grúa de muñequitos.

  2. Una belleza, quienes vivimos la epoca sabemos lo importante y magico que fue, yo principalmente lo vivi desde principio de los 90s, de todas maneras algo llegue a jugar en los 80s, eso si, mas bien iba a mirar mas que a jugar, ya que la economia no daba y ni me molestaba en pedirle dinero a mis padres para jugar, solo iba con amigos por diversion, no recuerdo haber ido nunca solo.

  3. Yo viví a full esa época -con mis 8 años-, a fines de los ´70 instalaron un salón arcade en mi pueblito (vivo en Argentina). Primero había solamente pinballs hasta que mágicamente comenzaron a llegar los primeros videojuegos (recuerdo especialmente el trackball de Asteroids, el papel estilo celofán que coloreaba una máquina de Space Invaders, un videojuego con una pantalla gigante (unas 26 pulgadas o más) de Star Trek y los inmortales sonidos de Stargate, Defender, Galaga, Galaxian, Xenon y Mr. Pacman). ¡Viejunos saludos, videojugadores clásicos!

  4. No soy de esa generación, sin embargo, en séptimo, octavo y noveno grado siempre me escapaba de clases e iba a distintos sitios donde habian cónsolas y jugábamos durante una o dos horas a distintos juegos, normalmente en cónsolas PlayStation 1, Sega DreamCast, PlayStation 2 y Xbox. Mis compañeros de clases y yo preferíamos la DreamCast porque normalmente entre cuatro reuníamos y pagabamos 4 horas y disfrutabamos cuatro jugadores, en segundo lugar la Xbox y de último la PSO y PS2, ya que estas dos últimas solo tenían dos controles. Uno de los juegos que más adoraba en DreamCast era Rush, en Xbox cualquier juego de carreras y en las playstation Crash Team Racing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.