in

Munivo: Radar táctil para ciegos


Nadie duda que la falta del sentido de la vista complica –y mucho–  la mayor parte de las actividades cotidianas. Sin embargo, la tecnología suele proporcionar dispositivos que ayudan a superar dichos obstáculos. Munivo es un concepto que se encuadra dentro de este grupo. Se trata de un mapa que -apoyado sobre la palma de la mano del usuario- transmite información táctil sobre su entorno y los obstáculos que pueden dificultar sus desplazamientos. Si bien solo se trata de un concepto, es lo suficientemente sencillo como para que pueda convertirse en realidad dentro de poco tiempo.

Quienes gozamos de una vista perfecta a menudo olvidamos las dificultades que padecen diariamente los no videntes. Las personas ciegas lo tienen todo más difícil, y a pesar de que los demás sentidos les permiten realizar prácticamente cualquier tarea -a menudo sorprendiendo a quienes gozamos de buena salud- lo cierto es que algunas actividades simples, como caminar un par de calles, pueden transformarse en algo peligroso para un ciego. Afortunadamente, la tecnología actual proporciona algunos sustitutos que permiten afrontar este tipo de disfunción, aunque en algunas actividades todavía queda mucho camino por recorrer.

Unas pequeñas esferas vibran indicando la dirección al usuario.

Munivo, un concepto del diseñador Calin Giubega, intenta reemplazar el sentido de la vista mediante una especie de radar ultrasónico. Si bien solo es útil para detectar obstáculos de buen tamaño, lo cierto es que a la hora de evitar el choque con otra persona o un coche aparcado fuera de lugar la idea puede funcionar muy bien. En pocas palabras, Munivo es un sistema emisor de ultrasonidos que además puede “leer” el rebote de estos contra diversas superficies. Con esos datos, puede calcular la distancia y la dirección en que se encuentran, y transmitir la información al usuario mediante pequeños “toques” en la palma de su mano.

Munivo es un concepto del diseñador Calin Giubega.

Para ello cuenta con unas pequeñas esferas que, gracias a unos actuadores piezoeléctricos, vibran indicando la dirección del obstáculo. El agregado de un receptor GPS lo suficientemente preciso y equipado con mapas urbanos actualizados del vecindario en que se encuentra el usuario podrían aumentar la utilidad del Munivo. Como decíamos al principio, no se trata de una idea descabellada ni mucho menos, y la tecnología necesaria para convertirlo en un aparato “de verdad” está disponible. Solo falta que alguien construya y comercialice este verdadero radar que sin dudas simplificaría mucho los desplazamientos urbanos de las personas ciegas.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply
  1. Humm a mi me parese dificil que alguien lo fabrique, por que si bien los ciegos lo necesitan no creo que todos puedan pagarlo, mas bien deberia se un diseño abierto, que cualquier aficionado pueda construirlo y de esa manera sea mas economico y accesible en cualquer parte del mundo.

    • Hola!
      Sería genial que existiese en forma de hardware open source. De todos modos, el hecho de que "no todos" puedan comprar un producto jamás ha sido un obstáculo para que este se fabrique: desde las Ferraris hasta el PS3, pasando por pisos de 1 millón de euros y relojes de más o menos el mismo valor 😉

      Saludos!

  2. No ser invidente no es sinónimo de gozar de buena salud. Y no solamente los que tenéis la vista perfecta olvidáis las dificultades de ser ciego. Los que llevamos gafas no tenemos la vista perfecta y también se nos olvida lo difícil que debe ser tratar de llevar una vida normal sin el sentido de la visión.

  3. Seguro debe existir un segmento de mercado, que dentro de su perfil pueda tener la solvencia para poder adquirirlo, ser no vidente no implica no tener poder adquisitivo, de ser el caso, seguro el no vidente tiene una familia dispuesta a facilitarle la compra.

    Saludos.

  4. esto me recuerda a una persona ciega que vi en discovery channel hace tiempo que con los chasquidos de su lengua podia formar una imagen mental de su alrededor muy precisa.

  5. Hay básicamente dos formas de intentar resolver los problemas de la falta de visión. Una es intentar restablecer la vista, ya sea por métodos electrónicos o por intervenciones quirúrgicas y técnicas génicas. El otro, mucho menos invasivo, es potenciando los sentidos de la audición y el tacto. El problema de estos últimos es que se suelen desarrollar sin atender a las necesidades reales, por lo que se quedan en artilugios meramente anecdóticos.

  6. Hoy día esta toda la tecnología como para integrar un radar ultrasónico para ciegos con GPS en un TE celular, con información auditiva para el usuario, no comprendo como todavía no se ha hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

EN-V: El vehículo urbano del futuro (GM)

Manuscrito Voynich: El libro que nadie puede leer