in

Panasonic Lumix DC-G90: Un «tanque» mirrorless para llevar a todas partes

Buen equilibrio de funciones dentro de un cuerpo sólido y resistente

A veces, lo único que necesita un fotógrafo es un comodín. Un híbrido bien ensamblado, con sellado de fábrica contra el clima, fácil de usar, y una amplia compatibilidad en materia de accesorios, aún si eso significa ceder un escalón en aspectos como el vídeo 4K. La Panasonic Lumix DC-G90 se presenta como dicho híbrido, y aunque todavía posee el clásico premium de cualquier producto nuevo, definitivamente debería estar en tu lista, ya sea adquiriendo el cuerpo solo, o en un kit listo para usar.

Todo fabricante de cámaras debe equilibrar una ecuación muy complicada. Por un lado, está la necesidad de innovar sin caer en el error de repetirse constantemente, y por el otro, enfrentar el desafío de conservar cierta familiaridad y retrocompatibilidad en sus diseños, de modo tal que la transición de un modelo a otro sea lo más suave y amigable posible para los fotógrafos. Por lo general, los resultados han sido muy buenos, y un nombre que siempre se destaca es el de Panasonic.

Su familia Lumix es abundante, flexible, y tiene una respuesta para casi todos los presupuestos, presentando opciones que van desde una mirrorless sub-500 como la DMC-G7, hasta la DC-GH5 con su vídeo casi perfecto. Hoy apuntamos a la zona media explorando a la Panasonic Lumix DC-G90, con una calidad de imágenes y vídeo bastante decente, y una construcción que no se queda atrás.


Panasonic Lumix DC-G90: Todoterreno

El 12-60 es parte de su kit estándar

Anunciada originalmente en abril de este año, la Panasonic Lumix DC-G90 (conocida como G95 o G91 en otras regiones del globo) presenta un sensor CMOS cuatro tercios de 20.3 megapíxeles efectivos, y está acompañado por la versión más reciente del procesador Venus Engine. Su sensibilidad ISO se extiende de 200 a 25.600 con un Boost inferior de 100, mientras que la velocidad de obturación oscila entre 1/4000 y 60 segundos, o 1/16.000 con su sistema electrónico.

La pantalla principal cuenta con un tamaño estándar de 3 pulgadas, pero surgen algunas diferencias dependiendo del modelo regional. La variante G90 usa un panel OLED con 1.04 millones de puntos, y en la G95 es LCD, aumentando la resolución a 1.24 millones. En ambos casos son táctiles y completamente articuladas, con un giro de 180 grados para selfies y vlogging. También repiten la configuración del viewfinder al adoptar un módulo OLED con 2.36 millones de puntos de definición, y una cobertura del 100 por ciento.


OLED en algunos modelos, LCD en otros

No es ninguna sorpresa para nosotros comprobar que el fabricante decidió redoblar la apuesta con su sistema Depth from Defocus en la Panasonic Lumix DC-G90. Técnicamente se ubica en un nivel similar al que posee la detección de fase, y más allá del capricho ocasional, lo cierto es que funciona muy bien. En total, el sistema de autoenfoque se divide en seis modos: Detección de cara/ojos, Localización, 49 Áreas, Personalización Múltiple, 1 Área y Enfoque Preciso. Algunos usuarios probablemente toquen la pantalla para especificar el punto de enfoque mientras observa por el viewfinder, pero existe la posibilidad de programar nuestro modo preferido en uno de los botones de la mirrorless.

El Burst máximo de la Panasonic Lumix DC-G90 asciende a 9 FPS, pero deberás conformarte con 6 FPS si decides activar el autoenfoque contínuo. El búfer es de unas 300 imágenes en formato JPEG a calidad máxima, o 45 fotografías si prefieres disparar RAW. La mejor alternativa para ir más rápido es utilizar la función 4K Photo. La calidad de imagen se reduce a 8 megapíxeles, entregando a cambio un framerate de 30 FPS.


Una mirrorless que «entrena» con las réflex

La interfaz de la Panasonic Lumix DC-G90 es tan robusta como su construcción, basada en una placa frontal de aleación de magnesio. En la parte superior encontramos cuatro diales: Frontal, trasero, de modo y de accionamiento. Este último trae seis opciones: Disparo Único, Ráfaga, Foto 4K, Post-enfoque, Intervalo Tiempo-Disparo, y el Autodisparador. Los tres botones ubicados entre el dial frontal y trasero nos permiten modificar el balance de blancos (WB), la sensibilidad ISO, y la compensación de exposición. El botón Fn1 es el que está en el centro del dial trasero, mientras que Fn2 (Q. Menu) y Fn3 (LVF) se encuentran en la parte posterior de la cámara.

Las funciones en el dial de modo salen casi recitadas: Automático Inteligente (iA), Automático Programado (P), Prioridad de Apertura (A), Prioridad de Obturación (S), Manual (M), Modo Creativo de imagen en movimiento (la M con la cámara), Modos personalizados C1 y C2, Guía a la Escena (SCN), y Película Creativa (la paleta). Para más detalles avanzados, no dudes en consultar su manual oficial. Son poco más de 340 páginas.


1-100 f8 ISO 200 (Cynthia Bil)
1-320 f3.9 ISO 400 (Cynthia Bil)
1-1250 f5 ISO 200 (Cynthia Bil)

Panasonic se caracteriza por brindar algunos de los modos de vídeo más completos del mercado. Ahora, la Lumix DC-G90 no es débil al grabar vídeo 4K, pero aplica un crop y no utiliza completamente al sensor, por lo tanto, la calidad final dependerá mucho de la cantidad de luz disponible. La buena noticia es que los usuarios más avanzados pueden acceder sin costo adicional al perfil V-Log L, pero el punto es que la Panasonic Lumix DC-G90 entregará un buen 4K siempre y cuando la ayudemos un poco. Los modos son 4Kp30 y p25 a 100 megabits por segundo, 1080p60 a 28 megabits por segundo, y un slow motion 1080p120 de 20 Mbps.


PANASONIC LUMIX G90 Noir + 14-140
  • PANASONIC
  • Cámara digital.
  • 20,3 megapíxeles.

Accesorios para Panasonic Lumix DC-G90

En estos instantes, cualquier interesado en adquirir una Panasonic Lumix DC-G90 puede pagar cerca de 960 euros por el cuerpo, o casi 1.400 en un kit que incluye un objetivo 14-140. Eso la ubica en una ligera desventaja frente a sus competidoras directas. Por ejemplo, si tu prioridad es el vídeo 4K, obtendrás mejores resultados con la Fujifilm X-T30, pero deberás sacrificar estabilización de imagen, sellado contra el clima y tiempo de grabación en el proceso. Independientemente del camino que sigas, una cosa es segura: Sus accesorios poseen una excelente relación entre precio y rendimiento.


Baterías y alimentación

La batería de la Panasonic Lumix DC-G90 se carga en forma directa a través de un puerto micro USB, y en una sesión promedio dura unos 290 disparos. En otras palabras, nuestra estrategia debe ser contundente aquí: Con un módulo Gloxy DMW-BLC12 compatible y un cargador híbrido 2 en 1 Gloxy para casa y coche, el déficit energético es arrancado de raíz, y cuesta menos de 50 euros.

Accesible, y a la par de las originales

Trípodes y soportes

Con un peso de 533 gramos (cuerpo-batería-tarjeta), la Panasonic Lumix DC-G90 es casi una réflex, y eso significa que necesitará un buen soporte. Para aquellos que busquen una solución compacta, el mini trípode Genesis ABT con el cabezal ABH-36 se perfila como un excelente candidato. Soporta un máximo de seis kilogramos, es más liviano de lo que aparenta, e incluye su propia bolsa de transporte. Ahora, si la idea es sumar un trípode para Panasonic Lumix DC-G90 más «tradicional», es difícil equivocarse con el Gloxy GX-T6662A. 10 kilogramos de carga máxima, patas antideslizantes, y diseño profesional a precio amateur.

Fuerte y compacto

Mochilas y bolsas

Lo dije más arriba: La Panasonic Lumix DC-G90 es básicamente un tanque gracias a su construcción en aleación de magnesio, y un sellado contra el clima de fábrica. Dicho eso, descuidar el transporte y el almacenamiento en una mirrorless que promedia los mil euros sería un error garrafal. Aquí es donde interviene la mochila Gloxy Pro AW, toda una guerrera con interior acolchado modificable, correas anchas para mayor comodidad, y una funda impermeable. ¿Prefieres algo más light? Entonces, lo que buscas es una bolsa Genesis Gear Orion. Entra cámara, objetivo, flash, una tablet, y varios accesorios extra.

Insisto, me gusta ese verde…

Tarjetas y flashes

Un poco de luz para esos momentos que traicionan, y el espacio suficiente así no se escapa nada. El flash Meike MK-320 podrá parecer pequeño a simple vista, pero puede dar el toque justo de iluminación cuando menos lo esperas, y por 70 euros, no tiene sentido ir en su contra. Tampoco lo tiene luchar con tarjetas SD genéricas, y eso nos lleva a la SanDisk Extreme SDXC de 64 gigabytes. Con un parámetro V30 certificado y 90 MB/s de lectura, será una gran compañera para la Panasonic Lumix DC-G90.

Modelando en una GX7…

Objetivos

Hoy esta categoría se presenta como opcional, ya que el kit que compartimos incluye un buen objetivo, y Panasonic ofrece otras opciones también. Sin embargo, si logras obtener el cuerpo de la Panasonic Lumix DC-G90 a muy buen precio, tengo dos sugerencias. Por un lado, el Tamron f73.5-5.8 Di III, excelente comodín de 14-150 milímetros que se adaptará de maravillas a tu mirrorless. Y por el otro, el Samyang V-DSLR T3.1, un súper gran angular que te ayudará a capturar vídeos formidables.


Así llegamos al final, y la recomendación es… esperar un poco. La Panasonic Lumix DC-G90 es una muy buena mirrorless y con funciones a la altura de las circunstancias, pero la competencia se ha vuelto tan dura en este espacio, que necesita ese plus de un precio más bajo para destacarse del todo. Paciencia, entonces. Ya estamos en septiembre (¿?), y todos esos «Black Friday-Cyber Monday» se acercan a gran velocidad. Una vez que el número sea favorable, no lo dudes. ¡Buena suerte!


Reportar

¿Qué te pareció?

Mentor

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Microsoft PowerToys (Preview): El regreso de un clásico, ahora bajo Windows 10

Enlaces Recomendados de la Semana (N°529)