in ,

Remobo: Alternativa para red privada virtual


La importancia de las redes privadas virtuales no puede ser negada, en especial si eres de quienes están en constante movimiento, y necesitan acceso a su ordenador principal sin importar el momento o lugar. En busca de una nueva opción gratis para presentarles, nos encontramos con Remobo. Veamos cómo funciona.

Hace un tiempo comentamos los pormenores para configurar uno de los sistemas más conocidos en creación de redes privadas virtuales, Hamachi. Luego hallamos a TeamViewer, que con el costo de un sencillo anuncio promocionando su versión completa, entregó a cambio una funcionalidad excelente. Esta vez es el turno de Remobo, disponible de momento sólo para Windows. Actualmente está disponible para su descarga la versión 0.13.0, considerada beta.

La primera pantalla de instalación

Realizamos la descarga, y nos sorprendió un poco encontrarnos con unos 12 MB, algo elevado en comparación con los menos de 2 MB del instalador del TeamViewer. Ya instalado, Remobo se lleva poco más de 16 MB. Su instalación se llevó a cabo sin inconvenientes, y luego instaló una tarjeta de red virtual, necesaria para su correcto funcionamiento. No te preocupes si Windows escupe maldiciones mientras se instala esa tarjeta, funcionará de todas maneras.

Aquí debes llenar tus datos para crear una cuenta

Durante la instalación serás llevado/a a través de un asistente, donde por ejemplo deberás instalar un cliente torrent en caso de que desees transferir archivos. El sistema de transferencia se apoya en la red BitTorrent para proporcionar mayor flexibilidad y seguridad en el proceso. Sin embargo, esto puede complicarse mucho en entornos que sean problemáticos con el cliente torrent, y requiere que dicho cliente esté muy bien configurado si se planea obtener la mejor velocidad posible. Luego verás la sección en donde debes crear un nombre de usuario, que utilizarás en la red Remobo.

Remobo tiene una interfaz fácil de usar

El menú de Remobo es bastante sencillo, muy similar a cualquier programa de mensajería. Simplemente debes presionar el botón Menu para acceder a sus opciones, las cuales se limitan a configurar Remobo para iniciarse con el sistema, o si debe recordar el nombre de usuario y la contraseña. También está la opción para compartir archivos a través de tu red privada. Debido al sistema que utiliza Remobo, las conexiones no son a nivel ordenador, sino a nivel usuario, lo que significa que cada ordenador en el que te conectes a Remobo con tu cuenta de usuario, pasará a ser parte de tu red privada, y compartir archivos a través de la misma puede ser especialmente útil.

Como mencionamos antes, la transferencia de archivos se realiza a través de la red BitTorrent. Nos hubiera gustado ver un método de transferencia propio de Remobo, en vez de depender de una red externa. BitTorrent puede tener sus días malos, y hay entornos en los que es prácticamente imposible de usar (con firewalls o routers muy restringidos), lo que llevaría a tasas de transferencia potencialmente lentas. En nuestra prueba, nunca superamos los 20 KB por segundo de descarga.

La ventana de chat es similar a cualquier otro mensajero

Lo último que queda por mencionar de Remobo es el sistema incorporado de mensajería, y por supuesto, el sistema de control remoto. Si tienes a alguien del otro lado, usando uno de tus ordenadores, y debes comunicarte de manera inmediata, puedes iniciar una sesión de chat con apenas un clic. El sistema también sirve con aquellos a quienes has invitado a tu red privada. Si tú tienes una red privada con varios ordenadores, y un amigo también la tiene, ambas redes pueden integrarse y estar disponibles para ambos usuarios. Podrás compartir archivos, y charlar al mismo tiempo. El control remoto de sistema funciona tal y como lo hemos visto en TeamViewer, con la diferencia de que opera un poco más lento en Remobo, probablemente porque presenta la pantalla con todo detalle, sin reducción de colores, generando una descarga de información mayor. Al final, tuvimos un pequeño recordatorio de que el programa está en fase beta. Cuando cerramos el programa en ambos ordenadores, recibimos un mensaje de error. Su desarrollador va a tener que pulir el código un poco más, por lo que parece.

Aún necesita un poco de trabajo, pero lo que vimos de Remobo no nos desagradó. Esperamos que con el tiempo pueda refinarse todavía más, tal vez usando otro sistema para transferir archivos. Su seguridad es excelente, con todas las conexiones completamente encriptadas, y no causa problemas al usuario, funcionando apenas se termina de instalar. Recién parece estar madurando, pero no tenemos razones para no esperar cosas buenas de Remobo. ¡Buena suerte!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply
  1. Hola, tengo una duda, ¿es posible que no queden disponibles todas las opciones?, o sea, quiero que unusuario pueda ver solo unas carpetas, pero si toma el control remoto de la maquina, pues podria causarme problemas, es posible bloquearle esto ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Top 20: La evolución en los videojuegos

Race Driver: GRID