in

Sony DSC-RX100 V: Un demonio disfrazado de cámara

4Kp30 y 24 FPS de Burst en menos de 300 gramos


Sony DSC-RX100 V

Hoy en NeoTeo vamos a seguir desarrollando y expandiendo el mapa de las cámaras ultracompactas, que a pesar del contundente rol de los smartphones en el mercado reciben funciones y especificaciones dignas de una réflex o una mirrorless. Nuestra última entrada estuvo dedicada a la Canon PowerShot G1X Mark III, una cámara atractiva principalmente para los fans de la casa Canon, pero si deseas más por menos, el vídeo 4K es una prioridad, y planeas capturar el momento exacto en una escena de acción, entonces quedas invitado a retroceder un par de años y encontrarte con la Sony DSC-RX100 V.

Una de las tantas cosas que han hecho los smartphones fue «liberar» al usuario de las exigencias generales que tiene la fotografía. Para un entusiasta o un profesional esto puede parecer un sacrilegio, pero es la verdad. El point and shoot se convirtió en point and touch, y a eso se sumaron servicios en línea que destruyen la calidad de las imágenes en nombre de la viralización y la exposición social. Ahora, la pregunta es si podemos obtener lo mejor de ambos mundos. La respuesta es sí, gracias al notable avance de cámaras ultracompactas como la Sony DSC-RX100 V. Para muchos, es una de las unidades más completas que alguien puede llevar consigo sin pisar el territorio de las réflex o las mirrorless, y a juzgar por la combinación de especificaciones y rendimiento, esa expresión está justificada. Veamos:


Sony DSC-RX100 V: Desafiando los límites del «Point and shoot»

Sony DSC-RX100 V
Una bestia en 300 gramos

Anunciada originalmente en octubre de 2016, la Sony DSC-RX100 V presenta un sensor CMOS de 20.1 megapíxeles efectivos, escoltado por el procesador de imágenes Bionz X. Su sensibilidad ISO se extiende de 125 a 12.800 con un Boost en ambas direcciones de 80-25.600, y la velocidad de obturación oscila entre 1/2000 y 30 segundos, o 1/32000 cuando utilizamos el sistema electrónico. La pantalla LCD es en esencia una transferencia directa de los dos modelos anteriores, con un tamaño de 3 pulgadas, 1.22 millones de puntos de resolución y configuración abatible (+180/-45 grados), pero sin soporte táctil. El viewfinder adopta tecnología OLED, su resolución llega a 2.36 millones de puntos, y la cobertura es del 100 por ciento.


Sony DSC-RX100 V
Un buen diseño abatible, pero otra vez… no hay touch

Uno de los puntos más fuertes de la Sony DSC-RX100 V se manifiesta a través de su velocidad. El Burst de 24 FPS con autoenfoque «y» autoexposición al mismo tiempo básicamente nos permite extraer cuadros a voluntad de un mini vídeo, sin comprometer la resolución final. Aquellos usuarios que deseen una experiencia más relajada y prefieran mantener todo en Estándar quedarán más que satisfechos con la Sony DSC-RX100 V. Los controles manuales están allí, pero es necesario trabajarlos un poco y desarrollar una pizca de paciencia al pasar de un menú al otro. Claro que, la cámara logra compensar este detalle con una extraordinaria calidad de imagen, un rendimiento decente en situaciones de baja luz, y un muy robusto autoenfoque basado en 315 puntos de detección de fase, que cubren el 65 por ciento del cuadro. Una vez que se enfoca en el sujeto deseado, difícilmente lo deje escapar.


Sony DSC-RX100 V
Controles simples y efectivos

La interfaz de la Sony DSC-RX100 V no hace ningún esfuerzo por ocultar su perfil minimalista. Los controles en la parte superior se reducen a cinco: Botón de encendido, interruptor de flash, dial de modo, palanca de zoom, y el disparador. Tanto el visor como el flash son «pop-out», demostrando el trabajo de Sony en materia de optimización del espacio. No hay sorpresas mayores en los parámetros del dial de modo. Allí encontramos a Full Auto, Automático programado «P», Prioridad de apertura «A», Prioridad al tiempo de exposición «S», Manual «M», Recuperar valores de memoria «MR» (Memory Recall), Modo película, Alta velocidad «HFR» (High Frame Rate), Barrido panorámico y Selección de escena «SCN». La información avanzada sobre los modos se reparte entre el manual oficial, y la guía de ayuda en línea. No dejes de consultar.


1/50 f/2.8 ISO 800
1/100 f/8 ISO 200
1/400 f/8 ISO 125

Al igual que sucede con sus hermanas mirrorless, la Sony DSC-RX100 V vuelca una parte muy importante de su poder de fuego sobre el vídeo, y los resultados son formidables. La cámara puede grabar 4Kp30, p25 y p24 a 100 megabits por segundo usando oversampling 5K, a los que se suman dos modos 1080p120 (100 y 60 Mbps), y otros dos 1080p100 (mismo bitrate), eso sin contar la grabación HFR. No es tan fácil encontrar semejante calidad de vídeo en este espacio del mercado, y en especial cuando involucra a una ultracompacta que técnicamente califica como point and shoot. ¿Qué dice la letra pequeña? En primer lugar, no podrás grabar más de cinco minutos por vez en 4K (un límite establecido para evitar el sobrecalentamiento de la cámara), pero si estás pensando en vlogging o cortos destinados a YouTube, vas a editar de todas formas. Y en segundo lugar, los modos HFR aplican un crop que va creciendo con el framerate (mucho margen para experimentar aquí). Como cierre de esta sección, la conectividad de la RX100 V no decepciona. El combo de WiFi y NFC es muy rápido, y fácil de usar a la hora de transferir contenido.


Rebajas
Sony DSC-RX100 V - Cámara compacta (20.1 MP, AF híbrido de 0.05s, vídeo 4K, Sensor CMO, 960 fps, Lente Zeiss), Color Negro
  • Respuesta de enfoque automático de 0.05 s con 315 puntos de enfoque automático con detección de fases
  • Disparo continuo de hasta 24 fps con AF/AE para un máximo de 150 tomas
  • Sensor CMOS apilado de tipo 1.0 con chip DRAM, aproximadamente 20.1 megapíxeles efectivos
  • Lente Zeiss Vario - Sonnar T* Cámara superlenta de hasta 960 fps

Accesorios para Sony DSC-RX100 V

A diferencia de otras cámaras, la Sony DSC-RX100 V es relativamente simple en lo que se refiere a accesorios, ya que no hay demasiados «ajustes» disponibles. El objetivo integrado es un 24-70 que no acepta lentes ni filtros, y no hay zapata para flash, pero eso no quiere decir que debamos ignorar todo lo demás. La Sony DSC-RX100 V puede mejorar con una selección básica de elementos, incluyendo soportes y trípodes, bolsas que la protejan de los elementos, luces adicionales, kits de limpieza, y por que no, un mini estudio para utilizarla en fotografía de productos.


Baterías y alimentación

Las point and shoot de alta gama no presentan al usuario una duración de batería muy amplia, y con 220 disparos en promedio, la Sony DSC-RX100 V no es la excepción. Por suerte, se trata de una limitación muy fácil de resolver, y el número mágico es «40 euros». El módulo Gloxy compatible con el formato NP-BX1 funciona igual que la batería original, y el cargador híbrido 2 en 1 expande la recarga a nuestro vehículo, complementando así al método tradicional.

Sony DSC-RX100 V
¡No te quedes sin energía!

Trípodes y soportes

Encontrar un trípode para Sony DSC-RX100 V es una tarea básica por donde se la mire. Con 299 gramos incluyendo batería y tarjeta de memoria, la cámara es un titán en el cuerpo de un peso pluma. Eso significa que sus exigencias físicas no son tan grandes, lo que nos permite adquirir soportes más livianos y económicos. Nuestra primera opción es la más recurrente, y me refiero al Clampod Takeway T1, con unos impresionantes 40 kilogramos de carga máxima, y compatibilidad con otros dispositivos además de la cámara. La segunda es el popular Manfrotto Pixi, al que puedes colocar sobre la mesa, y usar como puño para la captura de selfies o vlogging en el camino.

Sony DSC-RX100 V
Compacto e ideal para la RX100 V

Bolsos

La Sony DSC-RX100 V no trae ninguna clase de sellado contra la hostilidad del clima, pero no te preocupes. Obtener un bolso robusto y de calidad no es difícil ni caro. De hecho, nuestras dos sugerencias combinadas apenas superan los 30 euros. La primera es un producto oficial: La bolsa Sony LCS-U11 es compacta y liviana, pero está muy bien diseñada, podemos llevarla en la mano o al hombro, y tiene bolsillos secundarios para un amplio número de accesorios. La segunda nos lleva al terreno de Lowepro, donde descubrimos a su Dashpoint 30. Pesa sólo 100 gramos, se lleva en el hombro o enganchada al cinturón, cuenta con un pequeño bolsillo para guardar tarjetas de memoria, y el interior posee un buen acolchado.

Sony DSC-RX100 V
Nada mal para ser un bolso oficial…

Tarjetas de memoria

Memoria SDXC Transcend 128GB Clase 10 UHS-I Speed
(1)
Memoria SDXC Transcend 128GB Clase 10 UHS-I Speed
  • Memoria de gran capacidad: 128 GB.
  • Altas velocidades de lectura y escritura.
  • Ideal para vídeos 4K o 3D y rápidas ráfagas en RAW.

Los 100 megabits por segundo de los modos superiores de vídeo se traducen en 12.5 MB/s, o sea que la Sony DSC-RX100 V no arrastra exigencias extremas a la hora de instalar una tarjeta de memoria. Sin embargo, la velocidad de escritura es como la luz: Preferimos que sobre antes de que falte. Dicho eso, creo que una memoria Transcend SDXC de 128GB con 60 MB/s de escritura sería una gran compañera para la Sony DSC-RX100 V, y su capacidad es más que suficiente si el plan es comenzar a grabar en 4K.

Sony DSC-RX100 V
60 MB/s es un excelente número para el vídeo 4K

Kits especiales

La limpieza correcta de cualquier cámara es una excelente estrategia para garantizar su longevidad, y la buena noticia es que no cuesta una fortuna. La gente de Gloxy comercializa un kit 6 en 1 que incluye fuelle, bastoncillos, toallitas, cepillo, líquido limpiador sin alcohol, y un paño antiestático. Por 23 euros tendrás todo lo necesario para limpiar a la Sony DSC-RX100 V, y te durará mucho tiempo. El otro kit que vamos a compartir viene con dos preguntas: ¿Planeas vender algo? ¿Por qué no lo haces con estilo y una pizca de profesionalismo? La fotografía de productos no es complicada con las herramientas adecuadas, y este mini estudio portátil de 40 x 40 x 40 con luces auxiliares y fondos intercambiables será uno de tus mejores aliados. Puede ser tuyo por 80 euros.

Sony DSC-RX100 V
Haz que tus productos se vean perfectos con este mini estudio

Bandera a cuadros… por ahora. La Sony DSC-RX100 V ha demostrado ser una de las cámaras más atractivas que cualquiera puede comprar hoy en el espacio de los 800 euros. No le envidia casi nada a los modelos mirrorless, carga con la dinámica y la facilidad de uso de cualquier point and shoot, y sus compromisos son dentro de todo razonables. Viajes, interiores, encuentros sociales, acción cercana, paisajes, vídeo 4K, slow motion… es muy difícil equivocarse con esta ultracompacta, y los comentarios de sus dueños son contundentes. En este formato, una de las mejores. ¡Buena suerte!


Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Process Watcher: Administra y monitorea procesos

Los mejores reproductores de vídeo para Android