in

TEROOS: Telepresencia montada al hombro

CoolerBot: Telepresencia robótica en la naturaleza

TEROOS es un sistema de telepresencia que consiste en un pequeño robotito que va montado en el hombro y tiene una cámara, un micrófono y un parlante. Esto quiere decir que la persona frente al ordenador puede ver lo mismo que está viendo la persona que lleva TEROOS en el hombro y también hablar como si estuviese uno al lado del otro. Además, es posible mover la cabeza en seis direcciones y cambiar sus expresiones faciales, aunque por le momento son un poco limitadas.

Si ha habido un problema con los sistemas de telepresencia, es que siempre fueron complejos y poco accesibles. TEROOS es uno de los primeros que toma el camino de la simpleza, hasta cierto punto. Desarrollado por investigadores en la Universidad de Keio, en Japón, se trata de un pequeño robot con cámara, parlantes y micrófono, que va montado al hombro y ofrece el feedback necesario para que ambas personas puedan mantenerse en comunicación como si estuviesen uno al lado del otro.

Por el momento, el robotito que va montado al hombro es un poco “robótico”, por decirlo de alguna manera, pero por lo menos tiene dos ojitos y párpados que le dan un poco de personalidad. Pero más allá de su estética, es un dispositivo bastante complejo, con una cámara, un micrófono y parlantes que le susurran en el oído al usuario. Además, la cabeza tiene seis grados diferentes de movimiento, que le ofrecen un gran campo de visibilidad al usuario que lo está controlando remotamente.

El intercambio de audio se hace a través de Skype, lo que garantiza una buena calidad de sonido. Lo que sí, no es un sistema que trabaje independientemente. Por el momento, necesita de un móvil que transmita los comandos de un ordenador a TEROOS a través de Bluetooth. El proyecto todavía se encuentra en desarrollo, de manera que todavía hay mucho que se puede mejorar.

El robot creado por los mismos investigadores, fue diseñado en CAD e impreso utilizando una impresora 3D. Utiliza seis servomotores comerciales, con un microcontrolador y un amplificador conectados al cuerpo de TEROOS que, entre otras cosas, permite cambiar las limitadas expresiones faciales del avatar para transmitir diferentes emociones. Habría muchas razones para utilizar un sistema de telepresencia y TEROOS es uno de los más accesibles que hemos visto hasta el momento. Esta clase de sistemas permiten compartir experiencias, sin importar cuán lejos se encuentre la otra persona. Caso contrario, puedes hacer como Max, vestir a TEROOS de loro y andar por la vida actuando como pirata.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

5 Comments

Leave a Reply
  1. Que ni por el diablo se vaya a enterar mi esposa de la existencia de semejante espanto porque es capaz de comprarme uno para vigilarme y enterarse de las 4 amantes que tengo.

    JA JA JA

    Esta genial el proyecto (HABLANDO SERIAMENTE) y las posibilidades infinitas.

    Tambien se podria miniaturizar mas y llevarmelo para la University para resolver cualquier examencillo que se torne complejillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PCA9554: Expansor de puertos I2C

Martus: Herramienta para espionaje humanitario