in ,

Un algoritmo del MIT clona “estilos fotográficos” sobre tus selfies


Si una selfie anda cerca, lo más probable es que un filtro no esté demasiado lejos. Estos retoques generales han permitido a los entusiastas desarrollar toda clase de fotografías, pero los profesionales tienen un estilo propio, adaptando múltiples parámetros a cada situación. Ahora, un algoritmo desarrollado por el MIT puede hacer algo similar, reproduciendo dichos estilos fotográficos sobre tus autorretratos.

Un toque de sepia para transmitir una sensación de antigüedad. Un poco de brillo extra que destaque las luces. Saturar los colores o generar un “efecto Polaroid”, con el marco y todo. Los usuarios de Instagram saben muy bien de lo que estoy hablando. Y los que trabajan diariamente con editores de imágenes, también. El retoque fotográfico está al alcance de todos, y lo cierto es que no necesitas ningún conocimiento previo para aplicarlo. Pero los profesionales van mucho más allá de los filtros predefinidos. Exploran condiciones muy específicas, con un control de luz muy superior a lo que puede ofrecer cualquier aplicación, y que requieren estudios dedicados, además de equipamiento costoso.

 

¿O tal vez no? Si obedecemos a esta última noticia proveniente del MIT, el estilo particular de un fotógrafo puede ser reproducido y aplicado sobre un autorretrato, a través de un nuevo algoritmo. Los investigadores contaron con el apoyo de Adobe, y representantes de la Universidad de Virginia. El término oficial para la técnica es “transferencia de estilo”, y lo que se busca con este algoritmo es quebrar los límites de los filtros globales, que generalmente terminan siendo poco favorables para algo tan único como es el rostro humano. El trabajo del algoritmo se concentra en la detección de múltiples características en cada rostro, y en aplicar las modificaciones adecuadas de modo independiente.

Por supuesto, el rendimiento final depende en gran medida de qué tan profunda sea la similitud entre el material original (que aporta los parámetros del estilo deseado) y la fotografía que se busca modificar. Los responsables indican que el prototipo tiene algunos problemas a la hora de trasplantar ciertos detalles en los ojos, por lo tanto, existe una opción para bloquear cualquier alteración en ese aspecto. El próximo paso es desarrollar un software con esta tecnología, destinado al consumidor. Aunque la mano de un profesional sigue siendo superior, el algoritmo del MIT representa un gran avance en comparación con los filtros estáticos. Los adictos a las selfies, encantados de la vida.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Reinicio de fábrica: Cómo reiniciar tu smartphone (hard reset)

Apple muestra sus cartas en la WWDC 2014