Desarrollan pantallas que corrigen la visión

Las gafas graduadas se encuentran completamente instaladas entre nosotros. Sea en mayor o menor medida, dos cristales y un armazón pueden corregir varios aspectos de nuestra visión, y tampoco debemos olvidar a los lentes de contacto. Por otro lado, existen procedimientos médicos que permiten realizar correcciones más permanentes, pero en el MIT y la Universidad de California trabajan sobre pantallas que compensan defectos en la visión automáticamente.

A pesar de todo el tiempo que consumo frente a ordenadores, debo admitir que mis ojos funcionan bastante bien… por el momento. Mi última visita al oftalmólogo confirmó que no necesito gafas graduadas, pero tengo varios amigos y colegas de mi edad que no han logrado escapar a ellas. La tecnología ha avanzado mucho, y existen procedimientos que han habilitado a muchas personas a prescindir de las gafas. Al mismo tiempo, también hay enfermedades que demandan correcciones cada vez más avanzadas. Los lentes de contacto eliminan el factor del armazón, aunque no todos pueden usarlas. ¿Qué otra alternativa hay? Tal vez no se pueda ajustar el mundo a nuestro alrededor, pero en el MIT y la Universidad de California en Berkeley están convencidos de que sí pueden hacer eso sobre una pantalla.

 

Este nuevo desarrollo se basa en la tecnología 3D sin gafas que muchos fabricantes han explorado para implementar en sus productos. La diferencia principal está en que la pantalla correctora envía imágenes ligeramente diferentes a regiones distintas de las pupilas, en vez de hacer una discriminación general sobre ojo izquierdo y derecho. En términos sencillos, un defecto en la visión es la diferencia entre la distancia focal del ojo, y la distancia del objeto que se quiere observar. Lo que hace la pantalla no es otra cosa más que simular una imagen con la distancia focal apropiada. Aún así, el desarrollo debe atravesar unas cuantas barreras. Por cada píxel virtual en la imagen, se necesitan varios sobre la pantalla, y aunque han logrado optimizar el proceso, esto implica una leve pérdida de resolución.

Una de las aplicaciones más importantes que estas pantallas de corrección automática podrían recibir se encuentra en los tableros de los coches, que cada vez tienen más paneles LCD para presentar información, y por supuesto, no podemos olvidar al clásico dispositivo GPS o los smartphones. Lamentablemente, no hay ningún detalle sobre cuándo estás pantallas estarían listas para salir al mercado, pero no hay dudas de que beneficiarían a mucha gente.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%