¡Entrégate! ¡Las ondas de radio te han rodeado!

¡Entrégate! ¡Las ondas de radio te han rodeado!

39 Flares Twitter 34 Facebook 0 Google+ 5 Pin It Share 0 Email -- 39 Flares ×

No te preocupes, no es un hecho novedoso y mucho menos peligroso. Hace más de 100 años que vivimos invadidos por las ondas electromagnéticas. La “polución” a la que estamos sometidos en las grandes ciudades, no sólo se refieren a nubes tóxicas que llenan nuestros desprevenidos pulmones, con decenas de sustancias contaminantes que se encuentran en suspensión. Las ondas electromagnéticas (ondas de radio) están en todos lados y en cada artículo que utiliza un hombre de actividad “normal” en una gran ciudad. ¿Tú creías que las ondas de radio estaban confinadas sólo a la música y las noticias? Desde que te levantas hasta que te acuestas en la noche, la ondas hertzianas estarán tras de ti. Cuéntanos, ¿en qué lugar más insólito has detectado el uso de señales de radio para una aplicación útil?

Por si nunca habías caído en la cuenta de que las ondas de radio están inundándolo todo a nuestro alrededor con millones de canales de información, observa este pequeño y sencillo resumen de un día cualquiera en tu vida:

  • Te despierta el monitor de señalización del bebé (el más pequeño), ¡Indicándote que es la hora del desayuno! (Protocolo X-10 a 120Khz, utilizando la red eléctrica del hogar)
  • Bajas desde la habitación y apagas la alarma de la casa, que posee sensores inalámbricos en todos los cuartos. (Por lo general, UHF)
  • Te cepillas los dientes con un dispositivo que carga sus baterías en forma inalámbrica. (PWM, inducción entre bobinados a valores entre 50Khz  y 1Mhz).
  • ¿Calientas parte de tu desayuno en un micro-ondas? (2,2 a 2,5Ghz)
  • Enciendes un instante el TV y observas algunas noticias en él (TDT) (Canales de UHF), en tu dispositivo móvil, o por sistemas directos por satélites (DirecTV)
  • Controlas tu casilla de correo electrónico, atiendes y contestas mensajes de texto durante todo el día, (esposa, mamá, papá, el tío, la secretaria. La ex – secretaria…) todo en el mismo dispositivo que utilizas como teléfono móvil (850/900/1800/1900 MHz), o vía Wi-Fi con tu Netbook (Tablet o Ultrabook a 2,4Ghz).
  • Atiendes la campanilla (inalámbrica) de la puerta, que anuncia la llegada del periódico. (27Mhz)
  • Desbloqueas el coche con un llavero de control remoto inalámbrico y con otro (o el mismo), abres el portón levadizo/corredizo de la cochera. (UHF)
  • Presionas un botón para arrancar el motor de tu vehículo a través de un sistema de RF, sin llaves y con un PIN o un simple acople RFID. (RFID = 125Khz a 134,2 Khz – 13,56Mhz -  UHF = 868 a 965Mhz y hasta en micro-ondas, esto es 2,45Ghz)
  • También puedes controlar la presión de los neumáticos, por el sistema de monitoreo incorporado, que utiliza la RF para comunicar ésto a la gestión del motor y los sistemas de transmisión inteligente. (UHF)
  • En el camino, encuentras, cada pocos kilómetros, teléfonos de ayuda (SOS) para avisar al peaje más cercano cualquier suceso. Estos trabajan almacenando energía con paneles solares y emplean sistemas de radio para su conectividad. (UHF
  • ¡Cuidado! El radar controla tu velocidad en la autovía. (Ultrasonidos y actualmente micro – ondas y sistemas infra-rojos para multarte en la noche también.)
  • Las cámaras inalámbricas de la autovía, controlan el acceso y las principales calles de la ciudad. Además, este sistema te asiste en casos de asaltos o inconvenientes callejeros. (UHF)
  • ¿Te ayudas con el GPS para encontrar las vías de acceso más fluidas que te lleven rápidamente a tu oficina? (1575,42Mhz.)

¡Entrégate! ¡Las ondas de radio te han rodeado!

  • Durante el viaje, disfrutas del mejor audio digital, sintonizando cualquiera de los sistemas más populares: IBOC (In-Band On-Channel), DAB (Digital Audio Broadcasting) y DRM (Digital Radio Mondiale) (Algunas porciones de VHF y Microondas)
  • Por fin llegamos al estacionamiento y los sensores de marcha atrás te ayudan a dejar el automóvil bien estacionado (o aparcado). (Ultrasonidos, 44Khz)
  • Luego ingresas al edificio del trabajo con su control de acceso (RFID) y te conectas a la red Wi-Fi (de la empresa) con tu dispositivo móvil. (2,4Ghz)
  • Durante la jornada de trabajo, atiendes las comunicaciones que llegan a tu oficina mediante el intercambio de archivos a través de Wi-Fi o Bluetooth. (2,4Ghz)
  • Más tarde, cuando la jornada laboral termina en la oficina, te comunicas con tu hogar por teléfono, desde el coche, con manos libres y tecnología Bluetooth. (2,4Ghz)
  • Al llegar al hogar, escuchas al contestador automático de tu teléfono DECT (Digital Enhanced Cordless Telecommunications) (1880 – 1900Mhz)
  • En la noche, te haces el tiempo necesario para jugar con tu hijo mayor en la Wii o la PS3, utilizando con controles remotos inalámbricos. (Bluetooth – 2,4Mhz.)
  • Mientras juegan, te dejas convencer por el niño acerca de comprar un pequeño auto o avión RC. (72Mhz)
  • Al pasar (y sin mayores preocupaciones) compruebas el consumo doméstico de energía, utilizando el monitor que transmite la información a tu dispositivo móvil. (UHF)
  • Antes de dormir, sales al jardín a tomar aire fresco, contemplas la inmensidad del universo, admiras la belleza del firmamento y te preguntas: ¿Habrá vida allí arriba? ¿Cómo se comunicarán, algún día, con nosotros los humanos? ¿Por radio? (Arecibo, FAST, Programa Seti, etc.)

Luego de ver toda esta enorme cantidad de energía electromagnética que nos rodea, invade y obliga a convivir con ella, es lógica la pregunta acerca de donde queda plantado el razonamiento de cosas como por ejemplo: No puedes usar el móvil arriba del avión, porque si eso ocurre, los mandos de la nave enloquecerán, el avión se caerá y te culparán a ti, o ese tema de que la energía de un teléfono móvil causa putrefacción cerebral y otras porquerías. Todas afirmaciones que quedan a la altura de un alfiler, comparado con sólo los ejemplos que te hemos mostrado. ¿Te animas a calcular la energía de radiofrecuencia que nos "baña" allí en la calle?

¡Entrégate! ¡Las ondas de radio te han rodeado!

Por supuesto, en este artículo no hablaremos del radar de un barco o los sistemas automáticos de navegación y aterrizaje de un moderno avión; quienes no tendrían la capacidad operativa sin la utilización de señales electromagnéticas. Nuestro objetivo es descubrir con cuántas aplicaciones (o al menos conocer las más importantes) que encuentra un hombre de ciudad, donde las ondas de radio son el vínculo hacia cada actividad del día. Y no te olvides: Este 13 de Febrero es el Día Mundial de la Radio, ese manto que nadie puede ver y que a algunas personas especiales les causa enfermedades. ¿Nos hemos olvidado alguna aplicación muy obvia? ¡Agrégala en los comentarios!


Avatar de Mario
Autor: Mario