in

Cómo lavar tus manos… con 20.000 voltios

Una nueva aplicación para un método clásico


Ozono

Con una pandemia en progreso, diferentes niveles de cuarentena alrededor del mundo, una economía en crisis y mucha incertidumbre, sólo estamos seguros de una cosa: Necesitamos matar a este bicho cuanto antes. Eso implica optimizar tratamientos, reutilizar drogas, y por qué no, reinventar viejos métodos. El canal de YouTube Plasma Channel nos propone algo diferente… pero familiar a la vez: Esterilización de manos y objetos pequeños con la ayuda del efecto corona y la generación de ozono. En otras palabras, lavarse las manos con 20.000 voltios.


A mediados de marzo explicamos por qué es mejor lavarse las manos con jabón en vez de usar sólo alcohol en gel. En términos relajados, el proceso elimina físicamente al virus (una combinación de captura y traslado, para ser más precisos), mientras que el alcohol en gel resulta útil como complemento. Ahora, por más efectiva que sea esa ruta… no es perfecta. Hay muchas personas con condiciones en la piel que no pueden entrar en contacto con ninguna de esas sustancias, y también surge la necesidad de eliminar al virus en la superficie de pequeños objetos: Llaves, anillos, brazaletes, y hasta dinero.

De hecho, los expertos no parecen haber alcanzado un consenso sobre el tiempo exacto que SARS-CoV-2 puede permanecer activo en diferentes superficies. Algunas son particularmente letales (por ejemplo, el cobre), pero en otras no hay datos firmes. Entonces, ¿qué tal suena un método de desinfección muy rápido, sin intervención de sustancias líquidas, con la capacidad de erradicar a SARS-CoV-2 y otros patógenos? La primera impresión es «ciencia ficción», pero Jay Bowles del canal Plasma Channel tiene algo para enseñarnos:



Así es, se trata de la esterilización por ozono, con la ayuda del efecto corona. En el pasado, Jay exploró el concepto de fotografía Kirlian, pero con algunas modificaciones (portabilidad y fuente de energía integrada, principalmente), convirtió al dispositivo en un esterilizador de 20.000 voltios, que crea fabulosas coronas en cualquier cosa que tenga un poco de conductividad. En un intento por evaluar la efectividad de este método, Jay utilizó media docena de placas de Petri, y cultivó lo que tenía en sus manos antes y después de la esterilización (que duró apenas 15 segundos).

48 horas más tarde, los resultados son notables: Las tres placas Petri «pre-esterilización» desarrollaron colonias grandes y abundantes, mientras que en las otras tres apenas se registró crecimiento. Esto es posible gracias a la propiedad oxidante del ozono, que destruye las paredes de los patógenos, y además desactiva los aminoácidos en los virus, anulando su factor de multiplicación.



Los estudios sobre esterilización con ozono son numerosos, y utilizada bajo las condiciones correctas es perfectamente segura. Sin embargo, no podemos ignorar una advertencia: En concentraciones elevadas, el ozono es muy dañino, y por ese motivo es que el uso de un generador para desinfectar una habitación requiere que salgamos de ella, y la ventilemos por completo al final. La diferencia es que con este dispositivo, sólo se necesitan exposiciones de 15 o 20 segundos. ¿Podría convertirse esto en un producto comercial? Sólo el tiempo y las circunstancias lo dirán.


Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Cómo controlar y gestionar cada puerto USB de tu ordenador

La belleza oculta de los coches abandonados (galería)