in

Thug lifeThug life

Jugando Doom en un infierno de patatas podridas

Un ejercicio de paciencia y olor… mucho olor


Doom

Ejecutar Doom en dispositivos inusuales no es ninguna novedad, pero cada vez que imaginamos un techo o límite para la práctica, aparece algo nuevo que nos deja asombrados. Hoy descubrimos un proyecto diferente, que no se enfoca tanto en el hardware, sino en la energía necesaria para que el juego funcione bien. El youtuber «Equalo» decidió explorar la clásica ruta de las patatas como fuentes de alimentación, conectadas a un Raspberry Pi Zero…


El Doom original cumplirá 27 años el próximo 10 de diciembre, pero siendo honestos, no nos sentimos tan cómodos llamándolo «viejo» o «retro». La comunidad de fans creó infinidad de mods, desarrolló nuevos desafíos como los speedruns, y lo transformó en el «Hello World» de esta generación al ejecutarlo en todas partes. La última novedad fue el hack de un test de embarazo (aunque en lo personal sigo esperando por una multiprocesadora o un surtidor de combustible), y lo que sigue en nuestra lista es… ¿patatas?


«Potato Doom»


Así es: El youtuber «Equalo» prefirió alejarse un poco del típico «voy a ejecutar Doom aquí», y utilizar un Raspberry Pi Zero, alimentado por una red de patatas. Como ya sabemos bien, una pieza de cinc y otra de cobre clavadas en una patata o un limón nos permiten obtener una pizca de energía, esencialmente usando frutas y verduras como si fueran baterías. Con algunos cálculos rápidos, Equalo determinó que necesitaría unas 770 rodajas de patatas para alcanzar 4.5 voltios a 100 mA, mínimo absoluto en la ejecución del Pi Zero. Después de pasar tres días hirviendo y cortando más de 45 kilogramos de patatas con la ayuda de su esposa y un amigo, Equalo descubrió algo…



… no funciona. Sus cálculos para el Raspberry Pi Zero fueron demasiado optimistas, y el ordenador necesita más energía durante su inicialización de la que el conjunto de patatas puede proveer (de hecho, los 100 mA son «en espera»). Cinco días después, con dos fracasos acumulados y un garaje virtualmente inhabitable del olor a podrido, decidió salvar el proyecto al reemplazar el Pi Zero con una calculadora Texas Instruments TI-84 Plus. Con un nuevo mínimo de 4.5 voltios a 30 mA, las patatas en descomposición lograron que la calculadora con Doom funcione correctamente.

¿El último comentario de Equalo? «No hagan esto en casa». Desde su punto de vista, no valió la pena y no se siente recompensado por el resultado… pero eso no le quita el privilegio de ser el primer entusiasta del mundo en jugar Doom usando patatas.


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

«El fin del placer»: El destino de los cruceros de lujo en plena pandemia (galería)

La primera memoria USB de la historia