La paradoja de la elección

Al contrario de lo que todo el mundo cree, la abundancia de opciones no nos hace más felices. A la hora de elegir un producto cualquiera, el hecho de que haya un gran número para seleccionar hace que (en lugar de otorgarte un mayor grado de libertad) te paralices y termines, en muchos casos, sin elegir ninguno. Esta extraña paradoja de la elección, comprobada en cientos de casos de la vida cotidiana, podría ser la responsable de que muchas empresas comiencen menguar el número de productos que ofrecen en sus catálogos.

Muchas de las paradojas que hemos visto antes no son más que una curiosidad, planteos efectuados por algún filósofo o pensador que a partir de su enunciado pretendía confundir nuestro sentido común u obligarnos a analizar algún evento desde otro punto de vista. Sin embargo, existen paradojas que tienen aplicaciones practicas en “el mundo real”. Una de ellas es, como habrás adivinado, la llamada “Paradoja de la elección”. Imagina que estás buscando un emparedado y llegas a un sitio donde ofrecen un número determinado de ellos. Si tienes hambre, lo lógico sería que cojas uno, lo pagues, y soluciones tu problema. Pero está demostrado que si el numero de opciones presentadas es lo suficientemente alto, hay una buena posibilidad de que no sólo demores bastante en elegir, sino que incluso puedes volver por donde llegaste sin comprar ninguno.

Paradoja de la elección

Barry Schwartz, sociólogo y autor del libro “La paradoja de la elección”, ha demostrado que las tiendas que ofrecen snacks aumentan sus ventas cuando el número de productos ofrecidos es menor. Parece que la abundancia de opciones en lugar de ser una bendición, puede llegar a paralizarnos. Otro de los ejemplos que pone Schwartz es el de los planes de pensiones. Si cuando llegas al banco en lugar de proponerte un par de alternativas te muestran 15 o 20, es muy posible que te retires del lugar sin haber tomado ninguna decisión. Si eres el dueño de una de estas empresas, la Paradoja de la elección es, sin dudas, mucho más que una curiosidad para ti.

Todos queremos opciones. A la hora de elegir un notebook, por ejemplo, muchos usuarios se quejan de que no hay una gran variedad de modelos. Es decir, a pesar de que el número de fabricantes es bastante importante, las alternativas en cuanto a modelos de microprocesador, tamaño de pantalla, cantidad de memoria o tamaño de disco duro distan mucho de ser tan grandes como ocurre con sus “primos” de escritorio. Seguramente hay una razón para esto (muchos la achacan a las condiciones impuestas por Microsoft para otorgar licencias OEM), pero lo cierto es que si tuviésemos cientos de modelos completamente diferentes entre sí, quizás postergaríamos durante más tiempo la compra. Y lo mismo puede aplicarse prácticamente a cualquier producto o servicio que te imagines, desde coches hasta servicios de conexión ADSL.

Barry Schwartz se ha tomado todo esto muy en serio, y ha encontrado cosas de lo mas curiosas. Por ejemplo, si le das a tus alumnos una lista muy larga de temas, el tiempo necesario para acabar un trabajo de redacción es mucho mayor que si solo le propones uno. ¿El motivo? Se pierde una gran parte del tiempo decidiendo cuál de las alternativas es la adecuada antes de comenzar a trabajar. Como dijimos antes, incrementar las opciones disponibles no genera libertad sino parálisis.

Como si esto no fuese ya suficiente, Schwartz ha encontrado que la abundancia de opciones puede incluso generar insatisfacción. Imagina que estás vistiéndote para ir a una fiesta, y en ese momento suena el teléfono. Es un amigo que te invita para ir a otro sitio. Decides cancelar tu primer compromiso y engancharte con el nuevo plan. A menos que la fiesta de tu amigo resulte excelente, seguramente te sentirás fatal por no haber ido a la primera. Incluso, si eres lo suficientemente quisquilloso, hasta puede que no disfrutes el momento con tu amigo pensando en la fiesta a la que no has ido.

Elije uno. ¡Rápido!

Durante el proceso de elección de tu lugar-ideal-para-ir-de-marcha has aumentado inconscientemente las expectativas de la noche que te espera, aumentando también las posibilidades de resultar defraudado al contrastarlas con la realidad. La paradoja de la elección hace que, aunque hayas ido a la mejor fiesta, te sientas peor. Schwartz concluye que la idea detrás de de “maximizar el bienestar” a fuerza de “maximizar la libertad” es falso. “Tener algunas opciones es mejor que ninguna, pero muchas es peor que algunas”, asegura.

Muchas empresas están trabajando en este tema. Las tiendas online, por ejemplo, que disponen de grandes catálogos compuestos por cientos de miles de productos, hace tiempo que en los resultados de las búsquedas no muestran todo lo que tienen, sino unas pocas opciones que eventualmente irán cambiando a medida que perfecciones tu búsqueda. Con esto buscan evitar que des un montón de vueltas y -abrumado por la enorme oferta que tienen- abandones el sitio sin comprar nada. Algo parecido están haciendo las compañías de seguros, las tiendas de ordenadores y -seguramente- cada empresa más o menos grande que esté dispuesta a utilizar todos los recursos a su disposición para mejorar su efectividad. Como puedes ver, las paradojas no solo son interesantes para los filósofos.

Deja tu voto

25 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 27

Upvotes: 26

Upvotes percentage: 96.296296%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 3.703704%

Ariel Palazzesi

39 Comments

Deja una respuesta
  1. Jaj no sabia de esta paradoja pero a mi me pasa algo igual, cada vez que tengo hambre voy a un kiosko y despues de ver la variedad de cosas que hay para saciarme al final no me compro nada y estoy volviendo por el mismo camino XD

    Buen articulo!!

    • Cierto Dns, a mi me pasa igual, incluso cuando les digo a mis amigos que vallamos a comprar algo, yo soy el que regresa sin nada o demoro mucho en elegir.

  2. Sip muy buena paradoja, me ha estado ocurriendo al elegir linux, he estado queriendo instalar uno, pero debido a la gran cantidad de ellos no se ni cual, asi que me da flojera y no he instalado ninguno.

    Gracias, muy buen articulo.

  3. Esto de la paradoja del fin de semana se vuelve interesante…

    Esta paradoja no sucede sólo a nivel comercial, también sucede a nivel social o psicológico. El derrumbe de ciertos tradicionalismos hacen que hoy muchos aspectos de la vida anímica de un individuo que antaño eran impuestos por la tradición y el mandato hoy revistan la forma de una "elección": elección sexual (lo más evidente), elección de modo de vida, qué cosas como (si naturista, fast food, vegetariano o comidas trans no se qué), si me caso o no, si punk, si dark, si neo buda o emo…

    Lo que debería ser vivido como una libertad es vivido como un "peso" que oprime aún más.
    Estas aparentes "libertades" a menudo generan nuevas angustias y no son tan libres como pensamos.

    Es necesario ver la similitud de esta paradoja "emocional" con la paradoja "comercial" porque el punto aquí es que las leyes del mercado han impregnado totalmente la vida anímica de las personas. De hecho el mercado adapta su oferta según estos vaivenes tipológicos (tribus urbanas) ofreciendo un sinfín de productos y beneficiándose de la creciente esquizofrenia imperante.

    Dice Slavoj Zizek:

    (…) ¿Porqué el debilitamiento de la autoridad patriarcal y la desestabilización de los roles sociales y sexuales genera nuevas angustias y no da paso a un Mundo Felíz en el que los individuos entregados al creativo "cuidado de sí mismos" disfruten con permanente modificación y reorganización de sus múltiples y fluídas identidades? (…)

    ¿No será que el mercado necesita de una masa de personas que no sepa nunca del todo quiénes son, de personas que estén continuamente en un proceso de "elección" de lo que quieren ser y así consuman más y más? Acaso, paradoja que observa este señor no nos dice que esta situación ya ha llegado a su punto de reversibilidad, en la que todo extremo se vuelve su contrario? Acaso no pretende, con su estudio, alertar a los mercados a una nueva adaptación?

    Slds… Buen fin de semana!

  4. cierto..
    ejemplo..
    cuando dejo por un tiempo de leer neoteo
    y regreso por fin a leer algo interesante
    veo tantos post nuevos que algunas veces
    simplemente no leo ninguno xD

  5. Woow es increible, no pensé que alguien hubiera hecho un estudio serio sobre esto, lo interezante es que yo por experiencias propias ya tenia una teoria como esa, de hecho la vivo en carne propia, les cuento
    Hace como dos meses empece con una busqueda intenciba de trabajo ya que queria irme de donde estaba, luego un mes no habia encontrado nada y ya me estaba desesperando, en ese momento me salio una opción me parecio genial y estaba dispuesto a tomarla y si lo ubiera hecho probablemente estaria muy contento alli. Pero antes de que aceptara la oferta, me llego otra oferta, asi que me tome más tiempo para tomar la decision, antes de que me decidiera por alguna de las dos, tube otra oferta, y otra, y otra. En total llege a tener cinco distintas ofertas de trabajo más una oferta de aumento de salario en el que estaba, así luego de varias noches de desvelo, de pedir consejos y demás, termite tomando una de las ofertas, y aunque estoy seguro que fue una buena eleccion, no me es posible evitar pensar que quizas estubiera mejor en alguna otra parte.

    jeje historia aburrida, ya se! XD

      • Sí de hecho no vivo en Venezuela, aunque en realidad fue buena parte suerte, buenos contactos y que la universidad publica donde estudie tiene mucho prestigio en el pais.

        Sigo con ese problema, quiero un Cel pero no me decido entre el htc diamond 2, SonyEricsson Xperia y el Sanmsung Omnia, algún consejo?

          • Al ver los teléfonos ahora, uno viaja al pasado.
            Si eligió el sistema android y tuvo suerte con las actualizaciones pudo haber disfrutado su movil por mucho tiempo.
            Si eligió Windows también disfrutó su movil pero sufrió viendo la muerte del sistema. Para muchos una agonía realmente, un buen sistema, a mí me encantó, aún ahora uso mi Lumia 822 con Windows 8.1 y no me actualicé por la tan anunciada muerte del sistema y lo peor de todo estoy a pocos días de pasarme a Android con un Honor 8X que me parece un excelente movil por su precio y tiene un diseño muy atractivo.

  6. por eso nunca he comprado una computadora de marca, solo clon y yo decido las partes, en el primer lugar que encuentre la compro, en cuanto a marcas google es la solución

  7. Siempre he dicho que a veces es bueno elegir lo primero que se parezca más a lo que estamos buscando, para no batallar en un mar de opciones, que efectivamente nos paralizan, es más, en muchas ocasiones de dicho que es mejor pensarlo por 20 segundos y decidir, porque si no, nos podemos pasar horas y horas, como mi sobrino, cuando está eligiendo toda la serie de opciones que traen los videojuegos de autos, y veo que puede pasarse media hora escogiendo el color, las llantas, las etiquetas, los frenos, etc… simplemente me volteo y le digo…. ¡¡¡ponte a jugar a la de ya!!!

    Definitivamente entre más opciones, mucha más flojera para decidir… ¡Saludos!

  8. Y que me decis de los resultados de Google? Cuando haces una búsqueda y aparecen miles o millones de resultados? Yo personalmente voy rápido leyéndolos por encima buscando el que creo que más me combiene y como mucho miro un par de páginas si encuentro lo que quiero. Nunca llegando hasta el final que seria suicida.

  9. de hecho, una vez me comentaron, que por la morfología del cerebro que se definió durante la era de las cavernas; el varón cazador se centraba en un objetivo: "la presa" y por tanto su cerebro se abruma con la multitud de opciones; mientras que la mujer recolectora, iba por ahí juntando frutos y semillas de gran variedad de opciones disponibles y por eso desarrolló un cerebro mas apto para la elección y las multiples tareas en paralelo. y que al día de hoy uno de sus mayores placeres sea ir de compras, para ver muchisimas cosas y no comprar casi nada…

  10. Saben que nunca me habia puesto a pensar en esto como una paradoja pero leyendo el articulo empece a caer en cuenta de que hacemos( o nos hacen) lo mismo cuando se trata de decidirse por una u otra persona para iniciar una relacion, piensenlo y quiza alguna vez en la vida les haya sucedido que han estado en una situacion donde alguna chica haya tenido que decidirse entre ustedes u otro tipo y al final opta por ninguno o ustedes mismos al tener entre varias opciones de chicas (seh, lo ideal en ese caso es elegir a todas). muy interesante la verdad

  11. Yo no lo habia contemplado como paradoja, pero si habia pensado en eso, mientras mas opciones tenemos mas trabajo nos cuesta elegir… (y peor si somos indecisos) hay veces que 2 opciones no son suficientes y queremos mas pero cuando van aumentando nos sentimos abrumados por no saber que elegir (y menos cuando ninguna se ajusta a nuestras necesidades, no hacen un punto intermedio)…. por eso es que no entiendo como es que las compañias tienen extio vendiendo tantos productos tan similares (y sus variaciones) …

  12. Si es verdad pero va para la mayoria no para todos los casos suponiendo que hay distintos tipos de personalidades que se ¨arriesgan¨ a probar algo nuevo y los que son ¨clasicos¨, de todas maneras es verdad la variedad genera confusion e indesición, aunque estamos de acuerdo que si 10 modelos nos tiran onda no vamos a andar con muchas vueltas xD.

  13. jejeje muy bueno esta nota, jejejeje cuantas veces no me ha sucedido esto,que a la final no mequedo con nadie por que no se que elegir. y ademas tengo un caso tipico mi correo electronico tengo tantos mails mis amigos y familiares me mandan tantos mails que ya ni se por donde empezar y simple mente me desanimo y salgo de mi correo

  14. Se diría que ésta es una falencia de GNU/Linux: muchas distros/programas para elegir. Pero es fácil para mí: "si te abruman las opciones, es que no sabes realmente lo que quieres". A la hora de escoger, debes tener MUY claro lo que quieres, por ejemplo en las tiendas de informática: para tu compra es importante (y en qué orden) la marca, velocidad, el precio, la garantía, el soporte, el servicio post-venta, la reputación del producto (según reviews profesionales y los de tus amig@s) … o la apariencia del producto, de quien te lo vende o el sitio donde lo compras. Me gusta lo simple, por eso mi distro favorita es Arch Linux.

  15. la verdad nunca me ha pasado, siempre estoy seguro de lo que quiero, cuando lo quiero y si realmente lo nesesito, no espero que sea una imposicion comercial (consumismo) sino una nesedidad de primera mano…

  16. Eso es muy cierto.. ! Vendo en Mercado Libre algunas chunches y cuándo tengo varias opciones, me preguntan por otras y terminan no comprando nada, en cambio a veces solo pongo una, y se vende sin que pregunten por más.. curioso pero muy válido para alguien dedicado a la mercadotecnia..

  17. a mi me pasa que cuando enciendo la tv no se que canal decidirme pues son mas de 100 canales y al final no me decido y lo apago porque creo que no hay nada que ver.

  18. ya entiendo porque Google a la hora de realizar busquedas muestra por defecto pocos resultados, pensaba que era para reducir el tiempo de respuesta pero creo que esto
    tiene algo que ver

  19. Tenemos una casita en el monte, donde no llegó durante años mas que la primera cadena de televisión.

    Unas veces la veíamos y otras no, según el programa o lo espesa que se pusiera la publicidad.

    Desde que instalamos la TDT (por aquello del "cambio antropológico"), se presentan ante nuestros ojos innumerables programas, que cambiamos con afán, a fin de encontrar el menos pesado…

    …hasta que sacamos el portátil furiosos por lo mala que es la tele, lo mal educados que son los presentadores y lo insistente que es la publicidad….

    ….nunca pensé que fuéramos los tristes sujetos de una paradoja…..

  20. Este caso se puede aplicar a lo que dice en el libro long tail , donde una tienda como rhapsody posee un ctalogo gigantestco de musica ? ellos venden poco aunque tenga una variedada enorme en su catalogo

  21. Bueno, no si alguien va a leer este comentario porque lo hago años después de publicado el artículo pero creao que realmente pueden existir casos en los que esta paradoja no exista.

    En mi ciudad por ejemplo(Santa Cruz de la Sierra-Bolivia), existe un lugar super conocido donde ir a comprar teléfonos celulares, en la ciudad obviamente hay muchos lugares para ir a buscar tu próximo movil pero la primera elección que es definir ese lugar no es dificil, si te interesa la distancia y no tienes un modelo específico ni muy altas espectativas en variedad vas cerca de tu casa, si prefieres ver escaparates elegantes tiendas con apariencia de caras vas a un Shopping o Mall.
    Pero si de verdad quieres encontrar el modelo que acabas de ver en internet o realmente encontrar un modelo diferente o lograr la mejor relación calidad-costo, funciones-costo o cualquier otra que se te ocurra. El lugar es único, La Ramada.
    Es un lugar donde existen cientos de tiendas especializadas en teléfonos celulares, Chinos, Coreanos, Americanos, marcas conocidas y desconocidas, precios desde 21 US$ hasta los Iphones de más de 1000.
    la variedad en lugar de ser abrumadora es gratificante porque ya sea en precio, funciones o diseño encuentras el modelo añorado para cualquier persona, para la abuelita, tu mamá, tu novia, para tu amigo friky o el quisquilloso, etc.
    Todos los que han ido saben que encuentras de todo.
    Ahora, sé y entiendo que existen las personas a las que realmente les pueda parecer demasiado y prefieran comprar su movil en otro lugar pero eso no lleva de vuelta a la primera elección:¿Dónde comprar? y esa pregunta se resuelve facil según tus preferencias.
    entonces nunca te paralizas.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.