in

Destruyendo sandías con la mente (vídeo)


Tu interlocutor está ahí, del otro lado de la mesa. De repente, su cara se transforma y te mira con ojos desorbitados, como haciendo una fuerza descomunal sin moverse de su asiento. Lo empiezas a sentir. Pasan 10 segundos y el dolor comienza. 15 segundos y ya no puedes respirar. 20 segundos: tu cabeza explota. Pensamientos que matan, mis amigos. Y no es ficción de los 80, es un invento que han mostrado unos hackers en Louisville Kentucky donde gracias a un casco EGG, un compresor de aire y pensamientos intensos puedes destruir una sandía con la mente.

David Cronenberg sabía lo hacía cuando hizo volar toda esa fructosa sobre el set de rodaje. Estaba creando uno de los asesinatos más memorables de la historia, donde una persona le volaba los sesos a otra, literalmente, y sin usar ningún tipo de arma más que su propia mente. En ello, que de ciencia ficción ochentosa y softcore gore tiene mucho, radica una analogía que los hackers de una comunidad de Luisville Kentucky llamada LVL1 han explotado al máximo salpicando entusiasmo en cualquier fanático del género. Con su experimento, los afortunados transeúntes de un parque pudieron vivir la prodigiosa experiencia de calzarse una vincha EGG y luego de concentrarse, volar una sandía con sus mentes. Si quieres reventar de envidia junto a nosotros, mírate el vídeo de la demostración.

El experimento cuenta con unos componentes que son particularmente llamativos, como la presencia de una vincha Star Wars Force Trainer, un juguete que la compañía Uncle Milton sacó al mercado para que pudieras mover unas pelotitas de pingpong en un tubo utilizando el poder de la Fuerza de las ondas eléctricas de tu cerebro. Gracias a un hackeo del aparato y tomando en cuenta las ondas alpha y beta de tu cerebro para transferirlas en impulsos inalámbricos, los científicos (y luego los sorprendidos participantes) pudieron activar un compresor de aire que estaba situado en una mesa incrustado a una sandía. Al lanzarse el aire súbitamente dentro de la sandía, la sobrecarga la hacía explotar ante la mirada atónita de los presentes.

Para realizar el pulposo enchastre de la pobre fruta tropical, el sistema también utilizó algunos Arduinos y unos Xbees para realizar las conexiones y lograr que las señales llegasen con fuerza suficiente como para activar el compresor de aire. Así crearon Mind Over Melon, el juego en donde explotar sandías con la mente es una cosa común. Mientras esperamos a que los muchachos de esta comunidad hacker redacten las indicaciones y nosotros convenzamos a Mario Sacco para construir nuestra versión casera de Mind Over Melon, tú puedes ir buscando el nombre de la película a la cual hacemos referencia al comienzo del artículo.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply
  1. La película se llama Scanners. Forma parte de mi colección de películas ochentosas…
    ¿Gané algo? ¿gané algo? 😀
    Pienso que también podrían crear una variante de esto y en lugar de hacerla explotar con aire, enganchan la sandía con varias cadenas y con la fuerza de la mente hacer que las cadenas tiren del cuerpo de la sandía para que se desgarre en pedazos al mejor estilo Hellraiser jajaja

  2. Y volvemos a lo mismo…dales tecnologìa a simios involutos ,frìe palomitas de maìz y sieèntate a esperar còmo se vuelan la cabeza ellos mismos…en una guerra mundial tal vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Mi cura de código abierto (vídeo)

Black Mesa Source ya se puede descargar gratis