in

Nikon D7500: Explorando a la élite del «mid-end»

Que el tamaño del sensor no te engañe: Es una bestia


Nikon D7500

Uno de los aspectos más interesantes en el mercado de las cámaras réflex es que casi siempre podemos encontrar un «modelo intermedio» entre lo que consideramos nuestro techo y nuestro piso. Por ejemplo, la Nikon D500 es una de las mejores en su categoría, pero hay días en los que sus 1.800 euros se sienten un poco lejanos, mientras que la Nikon D7200 es una excelente introducción al espacio mid-end, siempre y cuando aceptemos algunos ajustes mínimos. La alternativa entre ambas es la Nikon D7500, lo mejor de la serie D7000 en la cartera del fabricante japonés.

Es bastante común caer en la idea de que el mundo de la fotografía está gobernado por una carrera armamentista. Sin embargo, nada está más lejos de la realidad. La cámara más cara del mercado no necesariamente es la mejor para nosotros, y si hay algo que debemos reconocer a los fabricantes es una mayor atención al equilibrio. Aquí en NeoTeo siempre hemos priorizado la relación precio-rendimiento. Eso significa que tengo cierta resistencia a cubrir los modelos más extremos del espectro, pero hay cámaras con cuatro dígitos en su etiqueta que valen la pena el esfuerzo. Una de ellas es la Nikon D7500, actual líder de la serie D7000.


Nikon D7500: «Acción» es su segundo nombre

Nikon D7500
¿Deportes? ¿Acción? La Nikon D7500 no defrauda

Presentada oficialmente en abril de 2017, la Nikon D7500 cuenta con un sensor de 20.9 megapíxeles efectivos (un valor alineado con la Nikon D500), respaldado por un procesador de imágenes Expeed 5. Los valores para la sensibilidad ISO oscilan entre 100 y 51.200 con un impresionante Boost de 50-1.640.000 en ambas direcciones, y una velocidad de obturación ubicada entre 1/8000 y 30 segundos. Su pantalla principal es de 3.2 pulgadas con 922.000 puntos, incluye soporte táctil, y es abatible. Si bien la Nikon D7200 posee un panel con una resolución mayor, la Nikon D7500 se las arregla para presentar una imagen aún más clara, y el touch es definitivamente bienvenido. El visor óptico se basa en un pentaprisma al nivel del ojo, con 100 por ciento de cobertura.


Nikon D7500
La mayoría de los controles están del lado izquierdo, al igual que la D7200

La Nikon D7500 heredó su sistema de autoenfoque de la D7200, y recibió algunas optimizaciones en el camino. Su base de 51 puntos (15 de ellos en cruz) sigue allí, y al combinar esto con un nuevo Burst de 8 FPS y un búfer que supera los cien disparos en JPEG, la idea es que no se nos escape nada, aún en los cuadros más caóticos. El «seguimiento 3D» funciona muy bien, y muestra todo su brillo en situaciones de deportes o recitales.

Por supuesto, la Nikon D7500 es una unidad más que sólida si preferimos la fotografía turística o de paisajes (la estabilización de imágenes es una gran aliada), aunque no debemos ignorar el factor peso bajo un uso casual. Otro detalle en esta cámara es la ausencia del segundo lector de tarjetas al que accedimos con la D7200. No es un recorte mortal ni mucho menos, pero requiere que nos organicemos bien si hacemos cientos de disparos por día.


Nikon D7500
Familiar, y fácil de aprender

El ojo entrenado no tendrá dificultades para detectar las diferencias físicas entre la D7200 y la D7500, pero son virtualmente idénticas en lo que se refiere a controles. De hecho, el dial de modo trae las mismas diez funciones principales: Full Auto, Automático Programado «P», Prioridad de obturación «S», Prioridad de diafragma «A», Manual «M», Flash desactivado, menú de Efectos, menú de Escenas, y los modos programables «U1» y «U2» (explicados en el manual).

A la hora de grabar vídeo, la Nikon D7500 es compatible con 4Kp30 a 144 megabits por segundo con un crop de 1.5x, o 1080p60 sin restricciones. Admito que el vídeo no es su punto más fuerte, pero la calidad entregada es lo suficientemente alta como para cubrir a la gran mayoría de los casos. Si te interesa la conectividad inalámbrica, debes saber que la Nikon D7500 trae WiFi y Bluetooth, sin embargo, no hay NFC y el GPS es opcional.


Nikon D7500
1/320, f/2.8, ISO 4000 (Dan Bracaglia)
Nikon D7500
1/1000, f/5.6, ISO 200 (Dan Bracaglia)
Nikon D7500
1/1000, f/5.6, ISO 360 (Dan Bracaglia)
Nikon D7500
1/1000, f/5.6, ISO 900 (Dan Bracaglia)


Accesorios para Nikon D7500

Toda la serie D7000 de Nikon es una verdadera maravilla en materia de accesorios. Baterías, mochilas, trípodes, objetivos… todo lo que necesites y mucho más está a nuestro alcance. La Nikon D7500 cuesta alrededor de 1.600 euros bajo un kit que incluye a un objetivo 18-140 más que decente, pero puedes optimizar su configuración al ahorrar unos 350 euros adquiriendo sólo el cuerpo, y volcando ese presupuesto a una mayor personalización.


Baterías y alimentación

Afortunadamente, Nikon se niega a reinventar la rueda aquí. La Nikon D7500 extiende el uso de los módulos EN-EL15a, lo cual habilita el acceso a baterías compatibles como la Gloxy de 1.900 mAh, y al cargador Gloxy 2 en 1 para casa y coche. El promedio es de unos 950 disparos por cada unidad, pero calculamos que podrás obtener más que eso, y si tenemos en cuenta el precio total del paquete, no es mala idea sumar una batería adicional.

Nikon D7500
Económico y compatible

Flashes

El rendimiento de la Nikon D7500 en situaciones de baja luz es excelente, y algunos entusiastas incluso recomiendan subexponer un poco para preservar más detalle y compensar con edición digital, pero tarde o temprano necesitaremos ir más allá de lo que puede hacer el flash integrado. Ese límite nos permite traer de regreso a dos de nuestros flashes favoritos, el Gloxy GX-F1000N de calidad profesional con 20 geles de color, estuche, pie y difusor, y su hermano menor Gloxy TR-985, más liviano y económico.


Trípodes y soportes

Una vez que sumamos objetivo, tarjeta de memoria y batería, la Nikon D7500 se vuelve una cámara relativamente pesada, aunque conserva la línea frente a sus competidoras directas. Dicho de otro modo, con una selección tradicional de trípodes será más que suficiente. Por un lado tenemos al trípode Profesional Gloxy GX-T6662A, con una carga de 10 kilogramos, gancho secundario en la columna central, 1.6 metros de altura máxima y doble nivel de burbuja. Si necesitas una solución más compacta, no deberías mirar más allá del Clampod Takeway T1. Un sistema de agarre robusto, 40 kilogramos de carga máxima y un precio de apenas 50 euros cierran el trato.


Mochilas y bolsos

Mochila Réflex
(62)
Mochila Gloxy PRO AW
  • Interior acolchado y modificable
  • Asas acolchadas y arnés para un transporte cómodo
  • Disponible en tres tamaños diferentes
  • Soporte para trípode; manos libres para fotografiar
  • Bolsillos para accesorios y para tablet
  • Incluye funda impermeable AW
Visitar Mochila Réflex

El sellado de la Nikon D7500 no tiene nada que envidiarle a sus hermanas mayores, sin embargo, sería un error grande ignorar su protección durante el transporte. Al momento de buscar una mochila para Nikon D7500, la Gloxy Pro AW sigue dominando el panorama gracias a su disponibilidad de modelos, su interior acolchado personalizable, y un precio muy razonable. La alternativa directa es saltar a la mochila Manfrotto Gear Backpack M, con un diseño exterior más sobrio, sin comprometer su volumen.

Nikon D7500
Mucho espacio para una réflex que lo demanda

Objetivos

Voy a insistir en que el 18-140 que acompaña a la Nikon D7500 no está nada mal, y si quieres comenzar a trabajar con ese objetivo no tendrás problema alguno, pero una réflex semi-pro como esta merece desarrollar todo su potencial óptico, y para ello deberás sumar más objetivos. Entre los grandes angulares mantenemos nuestra recomendación de los Irix Firefly y Blackstone de 11 y 15 milímetros, con una relación precio-rendimiento impresionante. Si sólo has comprado al cuerpo, el Tamron 18-200mm f/3.5-6.3 XR Di II VC es un excelente comodín para sumar a tu arsenal, y entre los teleobjetivos haremos un lugar al Gloxy 500-1000mm f/6.3 de control manual.


Y hasta aquí llegamos por hoy. La Nikon D7500 es una digna heredera de la D7200, y toma los recursos exactos de la Nikon D500 para convertirse en una réflex extremadamente competitiva. Su velocidad es formidable, y los modos de vídeo son aceptables (aunque hay opciones más accesibles para el 4K, como la mirrorless Sony Alpha A6300), pero si tu prioridad es la acción y los deportes, no te equivocarás con ella. ¡Buena suerte!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Muy buenas opciones para afinar tu guitarra

Afinar la guitarra con el micrófono de tu ordenador

EZGIF: Cómo crear y optimizar GIF animados