in

GeekyGeeky Thug lifeThug life

Retrobright: Tutorial para crear una caja de retrobright y restaurar plásticos

Si detestas el color amarillo en tus dispositivos retro, esto te servirá


Retrobright tutorial

Ordenadores clásicos, consolas retro… amamos a ese hardware, pero el tiempo lo golpea sin piedad. Además de luchar con problemas electrónicos de todo tipo y la falta de componentes para sus reparaciones, debemos limitar el deterioro natural de sus carcasas, que suele manifestarse en un tono horrible de amarillo-naranja-marrón. La técnica conocida como Retrobright es nuestra principal línea de defensa, y la comunidad aún sigue calibrando el proceso exacto. ¿Te gustaría crear una caja de retrobright para realizar tus propios experimentos? De ser así, el canal Odd Experiments cuenta con un excelente tutorial…


La descripción original del método Retrobright se remonta más de una década (hasta la página original ha dejado de existir), pero en términos generales, nada ha cambiado: Con el paso de los años, la combinación de calor y luz ultravioleta hace que el bromo en el plástico ABS «brote», cubriendo la superficie de carcasas, teclas, interruptores, botones y muchas cosas más con un color amarillo-naranja-marrón. El objetivo del Retrobright es eliminar dicho brote, y lograr que la pieza recupere su color real.

Ahora, el Retrobright no es perfecto, y también sabemos que bajo las condiciones adecuadas, el color marrón puede regresar con fuerza. Además, algunas técnicas de Retrobright causan problemas como el «veteado» asociado a la pérdida de uniformidad en la aplicación de la crema saturada con peróxido. Buena parte de la comunidad llegó a la conclusión de que la forma más efectiva para evitar esos incidentes es la inmersión completa de la pieza. El canal Odd Experiments (cuyo creador es el mismo que restauró una PlayStation 2) nos enseña a crear una caja de retrobright, completa con luces ultravioleta y control de temperatura:


Retrobright: Tutorial para restaurar plásticos con tu propia caja


Su diseño se basa en el formato de «doble contenedor», uno cubierto con cinta de aluminio para optimizar la reflexión de la luz UV, y otro para recibir a la pieza que será sumergida en peróxido líquido.

Uno de los principales detalles que aprendimos en los últimos años es que la luz ultravioleta no es un componente obligatorio para hacer retrobright. La temperatura del peróxido tiene una influencia mayor, y Odd Experiments utiliza un módulo W1209 para su control. Este módulo es muy económico, viene con su propio termostato, y trabaja a 12v sin problemas.



A la hora de calentar el peróxido, es suficiente con uno de esos pequeños calentadores eléctricos de inmersión, y al ser compatibles con 12 voltios, no necesitan modificaciones adicionales.

Odd Experiments configura al W1209 con un límite de 50 grados Celsius. Si a eso sumamos las luces ultravioletas, la temperatura final es correcta, pero en caso de no instalar las luces UV, otras fuentes recomiendan experimentar con una temperatura mayor. Por ejemplo, el 8-Bit Guy tuvo mucho éxito al usar una solución diluida de peróxido a 71C por cuatro horas.



El resultado final es una caja retrobright completamente automatizada, que mantiene el peróxido a una temperatura ideal, y nos ahorra el proceso de chequear la pieza cada 15 o 30 minutos para comprobar que todo esté bien. Si te parece demasiado complicado, no olvides que la base mínima para el retrobright es un contenedor transparente, una solución de peróxido y los rayos del Sol, pero si estás a fondo en el mundo retro, creo que vale la pena reproducir este diseño.


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
michelle-pfeiffer

Enlaces Recomendados de la Semana (N°615)

Cómo limpiar el polvo de tu PC