53.000 megapíxeles para promocionar un coche

Hemos visto nuestra cuota de panorámicas en el pasado, e incluso una de las más grandes del planeta fue tomada en España, pero en general se trata de proyectos personales. Lo que tenemos aquí hoy pertenece a una nueva campaña publicitaria que promociona al Bentley Mulsanne, un coche de unos 330 mil dólares. ¿Dónde está el coche? Bueno, digamos que deberás hacer un poco de zoom para verlo, ya que el tamaño de la imagen asciende a unos 53 gigapíxeles.

Monte Blanco, Londres, Calblanque, la Luna, Kuala Lumpur… las panorámicas siguen sumando gigapíxeles como si fueran caramelos, y no vemos un techo para esta tendencia. Los proyectos se vuelven cada vez más largos y requieren tecnología más avanzada, pero los resultados son tan buenos que lo justifican casi todo. Eso nos lleva a uno de los hechos más obvios en el mundo de la publicidad: La primera impresión es la que cuenta. Debe ser impactante, o lo suficientemente misteriosa como para capturar la atención del potencial consumidor… y la gente de Bentley cree haber logrado un poco de ambas cosas con esta panorámica de 53 gigapíxeles.

Bentley
Sí, ahí está el coche, pero hay más…

¿Qué tiene que ver una compañía de coches de lujo con un puente? No mucho, pero la historia cambia por completo cuando comenzamos a hacer zoom, y más zoom, y luego un poco más. El producto en cuestión es el Bentley Mulsanne, un bellísimo vehículo de lujo con un monstruo twin-turbo V8 de 6.75 litros y transmisión automática de ocho velocidades. Si quieres uno, el número mágico es de 330 mil dólares, y algún que otro billete extra dependiendo de impuestos y disponibilidad. Regresando a la imagen, el camarógrafo combinó un total de setenta imágenes (?), utilizando la misma tecnología que desarrolló la NASA para crear las panorámicas de Marte enviadas por Curiosity.

Bentley
… obviamente, el zoom termina sobre el logo de la compañía.

Ahora… la gente de Bentley se dejó llevar un poco por el calor de la promoción, y dijo que si esta imagen fuera impresa, sería tan grande como un campo de fútbol americano. El problema con esa declaración es que las imágenes impresas dependen de la resolución final, y a unos lógicos 300 píxeles por pulgada, el «estadio de fútbol americano» es mucho más pequeño. También debemos añadir que sólo se puede hacer zoom, no hay movimientos laterales. En resumen: La imagen cumple con su objetivo, pero hay que tomarla con una pizca de sal.

Deja tu voto

-1 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%