Extracción de oro de placas base

La fabricación de placas base y otros componentes de hardware requiere de una variada cantidad de elementos, y uno de ellos es el oro. La utilización del preciado metal en tecnología está bien documentada, y al retener su alto valor comercial, su recuperación de placas base y otras piezas es algo que se ha considerado y desarrollado durante los últimos años. Se requiere de un proceso industrial muy complejo y materiales peligrosos para que dicha recuperación sea práctica, pero si te interesa saber si algo así sería posible en el hogar como un experimento químico, entonces necesitas ver esto.

Su uso en tecnología puede parecer “inferior” a simple vista, teniendo en cuenta las aplicaciones, y fundamentalmente los valores históricos del oro. Símbolo de poder, de riqueza, de estabilidad en políticas económicas, y por supuesto de locura y codicia en los corazones hombres y mujeres, el oro es requerido en componentes de hardware debido a su conductividad y su alta resistencia a la corrosión. De más está decirlo, el hardware que estás utilizando en este momento para visualizar estas líneas de texto contiene oro, y al llegar al final de su estado operacional, el oro puede ser recuperado de ese hardware. Lamentablemente, el proceso es costoso, y extremadamente peligroso. Ya conocemos los horrores detrás de la extracción de cobre en los vertederos de desperdicio electrónico, pero la recuperación de oro puede ser aún peor, debido a los ácidos y las reacciones químicas necesarias para llevar el proceso a buen puerto. Hace un tiempo, la gente de Tom’s Hardware realizó un experimento casero de extracción de oro proveniente de viejas placas base. Si el RMA en tu hogar ya ha alcanzado proporciones épicas y quieres probar hacer algo parecido como proyecto a largo plazo, ten extremo cuidado. Los materiales involucrados son peligrosos, y pueden herirte. Mucho.

Nada mejor que una buena sesión de electrólisis para realizar la separación. El objetivo aquí es quitar el oro de los pines, pero muchos entusiastas utilizan la misma técnica para eliminar el óxido de los metales en proyectos de restauración.

Se recupera parte del ácido, y el resto debe ser diluido para su filtrado apropiado. SIEMPRE hay que volcar el ácido sobre el agua, y no al revés. El proceso inverso provoca que las primeras gotas de agua se vaporicen, causando salpicaduras. Y no quieres una salpicadura de ácido, te lo prometo.

El paso siguiente requiere disolver el resultado en una solución de ácido clorhídrico al 35 por ciento e hipoclorito de sodio al 5 por ciento, en una proporción de dos a uno. Esta es una de las partes más peligrosas. La reacción es exotérmica, y despide cloro, algo que no quieres en tus pulmones.

Y esto es todo. A partir de la pila de placas base al principio, la gente de Tom’s Hardware obtuvo esa pequeña bolilla de oro. ¿Su valor? Diría unos tres euros con los precios actuales, tal vez menos, algo definitivamente inviable para convertirlo en una salida económica. Sin embargo, probablemente sería el regalo “geek” perfecto para tu media naranja si logras colocar el oro en alguna clase de colgante. Práctico, no. Posible, sí.

Deja tu voto

4 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 18

Upvotes: 11

Upvotes percentage: 61.111111%

Downvotes: 7

Downvotes percentage: 38.888889%

  • hellraiser69

    Muy buena explicación, me ha gustado mucho. Gracias y un Saludo.