Super Planet Crash: Crea tu propio sistema solar

La gravedad es una cosa seria, especialmente cuando hablamos de algo con el tamaño de un sistema solar. Supertierras, gigantes gaseosos y estrellas de una masa escalofriante mantienen el equilibrio a través de una danza delicada, que ante el primer cambio a escala planetaria podría convertirse en un caos. ¿Crees que puedes reproducir ese equilibrio? Entonces, deberías jugar a Super Planet Crash.

Hay muchos juegos allá afuera en los que podemos explorar varios sistemas estelares, incluyendo el nuestro. Ahora, ¿qué tal si el objetivo del juego es de hecho construir un sistema? Solar 2 de Jay Watts nos permite asumir el rol de un pequeño planeta que comienza a acumular masa hasta convertirse en un objeto astronómico superior, alcanzando finalmente la categoría de agujero negro y provocando un nuevo Big Bang. El juego tiene su atractivo, pero demanda una cantidad significativa de paciencia. Por otro lado, si lo que buscas es desafiar la gravedad, Super Planet Crash tiene lo que necesitas. El juego fue desarrollado por Stefano Meschiari, un astrónomo de la Universidad de Texas en Austin. Las reglas son simples: Colocar la mayor cantidad de cuerpos celestes dentro de un círculo con un diámetro de dos unidades astronómicas, bajo una configuración estable durante 500 años. Esto implica que no se choquen entre sí, ni que salgan expulsados del sistema.

Super Planet Crash

 

Al usar planetas pequeños, con un tamaño similar al de la Tierra, es muy sencillo obtener cierto patrón de estabilidad, pero el juego recompensa a los más osados, multiplicando drásticamente la puntuación a medida que se agregan cuerpos con una masa mayor, incluyendo otras estrellas enanas. Como podrás imaginar, es más fácil decirlo que hacerlo. Una sola estrella enana pondrá la gravedad de cabeza, y lo que era una obra de arte se transforma en planetas escapando como ratas. Las puntuaciones más altas exceden los 250 millones de puntos, por lo tanto, hay un alto nivel de dedicación entre algunos jugadores (se crearon casi dos millones de sistemas) o hackearlo es más fácil de lo que aparenta. La primera vez que lo juegues tal vez no te sorprenda mucho, pero descubrirás que estarás tratando de hacer un sistema nuevo cada media hora.

Por supuesto, no deberías esperar ninguna clase de precisión científica más allá de la influencia gravitacional de los cuerpos con mayor masa. Los modelos son en dos dimensiones, y el punto de partida para las órbitas siempre es circular, cuando debería ofrecer un mayor control a través de órbitas elípticas. Fuera de eso, Super Planet Crash es bastante entretenido. Y para cuando te aburras de ver chocar planetas, un bocadillo extra: El experimento “100.000 Stars”, desarrollado por el Google Data Arts Team, que revela la posición exacta de las 100 mil estrellas más cercana a la nuestra, y ofrece información adicional sobre las 87 más importantes. El combo ideal para un fin de semana con una buena dosis de astronomía.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Piotr

    Todo sonaba bien hasta que dijeron que tenía física sacada de los Looney Toons.