Nikon D750: Cuatro años después, la joya no perdió su brillo

Un repaso a sus características, y a los mejores accesorios

Nikon D750

Una breve mirada hacia atrás en nuestra aventura fotográfica revela que hemos priorizado a las cámaras mirrorless, por lo tanto, es un buen momento para regresar al espacio réflex. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que visitando a un modelo clásico? Con más de cuatro años en el mercado, la Nikon D750 se transformó en una especie de benchmark sobre el que se miden sus competidoras directas, y si logras acceder a una, te garantizo que estarás con las manos llenas.

Sí, sí, ya lo sé. Demasiado cariño para las mirrorless en estas últimas semanas. El crecimiento de las cámaras en esa clase es muy veloz, y hay mucho material para cubrir. Si bien creo que las mirrorless continuarán ganando terreno, las réflex no se van a ir a ninguna parte, especialmente porque sus principales representantes pueden pasar años enteros en el mercado, con amplia disponibilidad, un soporte impresionante, y accesorios para todos los gustos. Uno de los casos más notables es el de la Nikon D750. La página oficial del fabricante japonés coloca a esta cámara bajo la categoría profesional, y aunque sus especificaciones técnicamente ya no son las mejores… sigue siendo una bestia de réflex.


Nikon D750: Una piedra de toque entre las réflex pro

Nikon D750
¿Cuatro años? Parece lanzada ayer

Anunciada oficialmente en septiembre de 2014, la Nikon D750 posee un sensor CMOS full frame con filtro anti-aliasing incorporado de 24.3 megapíxeles efectivos, y está acompañado por un procesador de imágenes Expeed en su versión 4. Su sensibilidad ISO va de 100 a 12.800 con un Boost en ambas direcciones de 50-51.200, y una velocidad de obturación que se extiende de 1/4000 a 30 segundos. La cámara cuenta con una pantalla LCD de 3.2 pulgadas y 1.22 millones de puntos de resolución, sin soporte táctil, pero abatible. El viewfinder es pentaprisma a nivel del ojo, con una cobertura máxima del 100 por ciento y una ampliación de 0.7x.


Nikon D750
¿No te gustan las funciones de fábrica? Puedes cambiar las asignaciones de los botones a gusto, pero no esperes soporte touch…

La Nikon D750 ha recibido una variante optimizada del sistema Multi-CAM 3500FX de autoenfoque, con un total de 51 puntos (de los cuales 15 son en cruz), y una mayor sensibilidad en situaciones de baja luz (hasta -3 EV) si se la compara con su hermana mayor, la D810. La cobertura del autoenfoque es un poco más baja de lo esperado si tenemos en cuenta a su rendimiento, pero definitivamente se encuentra a la altura de las circunstancias. A eso debemos sumar sus funciones de reconocimiento y rastreo tridimensional, y una detección de rostros/ojos muy sólida, que logra compensar el movimiento de los fotógrafos más inquietos. La calidad de imagen es extraordinaria y con muy poco ruido, lo cual también se extiende a la fotografía RAW, pero el ojo entrenado probablemente detecte que a la Nikon D750 le gusta sobreexponer un poco. En lo que se refiere al Burst, su velocidad es de unos 6.5 FPS con 44 disparos de búfer para JPEG, pero baja a 11-13 FPS cuando usamos RAW o RAW+JPEG.


Nikon D750
Un diseño limpio y tradicional

La palabra clave a la hora de absorber la interfaz de la Nikon D750 es «personalización». A simple vista no parece tener grandes diferentes con otras cámaras de la misma categoría, pero lo cierto es que puedes cambiar las funciones de casi todos los botones en el cuerpo (incluyendo al OK del pad en la parte posterior). El dial de modo no presenta sorpresas: El clásico M-A-S-P está allí, al igual que las opciones para acceder a efectos y escenas (Retrato, Paisaje, Niño, Deportes, Primer plano, Retrato nocturno, Paisaje nocturno, Fiesta/interior, Playa/nieve, Puesta de sol, Amanecer/anochecer, Retrato de mascotas, Luz de velas, Flores, Colores de otoño y Gastronomía). Tanto U1 como U2 son programables, y en sesiones casuales, el Full Auto siempre sale al rescate. Debajo del dial aparecen los llamados modos de disparo, repartidos en Fotograma a fotograma «S», Continuo a baja velocidad «Cl», Continuo a alta velocidad «Ch», Obturador silencioso «Q», Continuo silencioso «Qc», Automático (el cronómetro), y Espejo arriba «Mup». Puedes consultar al resto en el manual oficial. Son más de 500 páginas, pero no dejes que te asuste.


Nikon D750
1/500, f/5.6, ISO 100 (Jeff Keller)
Nikon D750
1/640, f/6.3, ISO 100 (Jeff Keller)

Así llegamos a la sección de vídeo, y la Nikon D750 cumple con su objetivo sin quejas mayores, aún cuando no es una de sus prioridades. Soporta 1080p60/p50, y 720p60/p50. Con esas resoluciones, las exigencias para las tarjetas de memoria no son tan grandes, pero al tratarse de una cámara profesional, la Nikon D750 trae dos ranuras compatibles con UHS-I. En cuanto a su potencial de conectividad, el WiFi no va más allá de la norma g a 2.4 GHz, y la aplicación móvil deja bastante que desear, un punto débil que se repite en la mayoría de las marcas.


Nikon D750
1/2000, f/1.8, ISO 100 (Rishi Sanyal)
Nikon D750
1/1250, f/1.8, ISO 100 (Rishi Sanyal)


Accesorios para Nikon D750

Cuatro años en el mercado le permitieron a esta cámara reducir su precio notablemente (más de 500 euros), pero todavía demanda un promedio de 1.700 euros por su cuerpo, o 2.100 euros en un kit que incluye un objetivo 24-120. En lo personal no creo que sea un mal precio por una réflex profesional de esta calidad, y cualquier duda sobre su flexibilidad y robustez se desvanece una vez que descubrimos el impresionante número de accesorios para Nikon D750 compatibles que ofrece el mercado.


Baterías y alimentación

1.230 disparos. Ese es el rendimiento de batería que reportan los datos oficiales para la Nikon D750. Un número espectacular por donde se lo mire, pero no tengo dudas de que algunos entusiastas y muchos profesionales pueden dejarlo en jaque. Para todos ellos, dos sugerencias: Un kit compuesto por la empuñadura Gloxy GX-D16 que incluye un segundo botón de disparo y dos baterías EN-EL15 compatibles, y el cargador Gloxy 2 en 1 para casa y coche. Con tanta capacidad a nuestro alcance, adquirir un cargador secundario es inevitable.

Nikon D750
La empuñadura es una excelente aliada

Trípodes y soportes

Con un peso total de 755 gramos (batería incluida), la Nikon D750 puede volverse bastante pesada una vez que empiezas a sumar accesorios, y la conclusión más razonable es ir a lo seguro. En materia de un trípode para Nikon D750, la primera alternativa es el Gloxy GX-T6662A hecho en aleación de aluminio, con altura máxima de 1.62 metros y una carga tope de 10 kilogramos. Ahora, si necesitas una solución más compacta, el Clampod Takeway T1 no te defraudará. Se ve pequeño en la mano, pero soporta hasta 40 kilogramos, y puedes conectar en él mucho más que una réflex.


Mochilas y bolsos

Una réflex con sus accesorios equivale a mochilas o bolsos, y la Nikon D750 no es la excepción. Lo más probable es que muevas mucho equipo al usarla, y el espacio es lo último que debes negociar. Eso nos lleva a recomendar la variante más grande de la Gloxy Pro AW, que por menos de 55 euros te dará un amplio interior acolchado y personalizable, correas anchas que hacen más cómodo el traslado, y una funda impermeable externa para mayor protección de tu hardware. En caso de una sesión rápida que sólo requiera cuerpo y un objetivo, no es mala idea complementar a la mochila con un bolso Lowepro Toploader Zoom 55 AW II, que también trae funda impermeable, y varios bolsillos auxiliares.

Nikon D750
Puedes llevarla con un objetivo montado

Flashes

Más arriba mencionamos que la Nikon D750 presenta un excelente rendimiento en situaciones de baja luz, pero nunca viene mal un poco de ayuda. Por suerte, adquirir uno o dos flashes no es una tarea imposible. En primer lugar, el Gloxy GX-F1000N se ubica a la par de cualquier flash profesional sin pulverizar el presupuesto. Y en segundo lugar, su hermano menor Gloxy TR-985 deja 40 euros por el camino sin sacrificar demasiadas especificaciones (por ejemplo, el número guía baja de 58 a 54). Ambos tienen soporte, difusor estuche, y algo más: Envío gratuito por temporada de Navidad. ¡Aprovecha!


Objetivos

El hecho de adoptar a una cámara Nikon garantiza una disponibilidad de objetivos formidable, lo cual es especialmente cierto con la D750. La estrategia final dependerá si decides adquirir el kit o sólo el cuerpo, pero nuestra selección debería cubrir todos los casos. Primero, el gran angular Irix Firefly, disponible en 15 y 11 milímetros. Si necesitas ángulos de visión extremos para exteriores e interiores por igual, ninguna de estas dos opciones te fallará. Segundo, el Tamron 70-300mm f/4.0-5.6 AF LD, un comodín de bajo costo al que podrás exprimir en sesiones más casuales sin dejar calidad por el camino. Finalmente, el nuevo objetivo macro Irix Dragonfly de 150 milímetros. Hace poco hablamos sobre su inminente lanzamiento, y como no podía ser de otro modo, su compatibilidad con cámaras Nikon es total.


Si estás pensando en vídeo 4K, la Nikon D750 no es para ti, y deberías buscar modelos como la Sony Alpha A7 III. Si deseas una réflex económica, la Nikon D750 tampoco es para ti, y tal vez te sientas más cómodo con la Sony Alpha A68 o la Pentax K-S2. Dicho eso, si tu prioridad es un autoenfoque sólido, un Burst decente, buen rendimiento en baja luz, una batería casi inagotable, una personalización de funciones que da envidia, formidable calidad de imagen y compatibilidad sin compromisos, la Nikon D750 sí es para ti, y vale cada centavo. ¡Buena suerte!

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 6

Upvotes percentage: 85.714286%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 14.285714%

Lisandro Pardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.