in

Predicción perfecta: una estafa estadística

Algunos estafadores podrían merecer cierto respeto por el ingenio detrás de sus elaborados trucos, pero hay otros chanchullos que son tan básicos que abruman. Con un mínimo manejo de estadística y explotando el poder de la credulidad se han hecho sistemas de predicciones infalibles, al menos hasta que empiezas a gastar dinero.

Este tipo de estafas comienzan con predicciones simples, sin demasiadas variables, como el resultado de un partido de fútbol. Sólo hay dos posibles resultados y millones de personas para morder el anzuelo. El estafador envía una carta (o correo electrónico) a cien personas diferentes. Cincuenta de esos mensajes predicen que -en el próximo partido – ganará el equipo A y los otros cincuenta predicen que el B saldrá victorioso. El cuerpo del mensaje describe este servicio de predicciones como algo infalible (sea por contactos con los clubes o poderes psíquicos) y se promociona como «muestra gratis» de su fiabilidad.

Un truco capaz de hacer dudar hasta al más escéptico

Los cincuenta receptores de cartas que acertaron el ganador del partido serán las potenciales víctimas del resto de la estafa. A estas personas (que recibieron una predicción «acertada») le son enviados nuevos vaticinios del resultado del próximo juego con la dolorosa aclaración del dinero que pudieron haber ganado de apostar. Como la primera vez, la mitad de los mensajes presagiará la victoria de A y la otra mitad la de B. Los veinticinco que reciben la predicción del ganador son acreedores de un tercer vaticinio que determina las víctimas de la estafa.

Por tercera vez se envían mensajes con predicciones opuestas y habrá doce o trece personas (de las 100 iniciales) que habrán obtenido tres predicciones acertadas consecutivas. Estos serán los receptores de la carta que les asegurará predicciones infalibles de por vida con ganancias siderales, por una importante suma de suscripción al servicio que probó su efectividad. Muy pocos podrán resistirse a la tentación y no hace falta aclarar cómo continúa la historia para los que gasten sus ahorros en honorarios a un servicio falso y apuestas sobre una predicción tan azarosa como cualquiera.

En Internet este sistema se refuerza con el perfil de los receptores. El estafador sólo necesita recolectar correos electrónicos de sitios de astrología o de foros de teorías conspirativas y adaptar su mensaje correctamente. Pasando de 100 mensajes iniciales a 1000 o 10.000 pueden imaginar los resultados.

Reportar

What do you think?

Written by Matias Benítez

Especialista en juegos, películas y series.

Comments

Leave a Reply
  1. «El estafador sólo necesita recolectar correos electrónicos de sitios de astrología o de foros de teorías conspirativas y adaptar su mensaje correctamente.»

    Exacto, ellos se tragan cualquier cosa, carecen de pensamiento crítico.

  2. Mira que si a mi me llega una carta de esas…
    La primera carta y acierta…
    la segunda carta y acierta…
    La tercera carta y acierta…

    Pues yo me lo creo…
    gracias por explicarme algo que explicado así parece un timo para tontos…
    Pero si no me lo explicas y me llegan las tres cartas…mmmm
    Pues no se cuanto invertiría… ja ja ja
    Gracias por la info…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Vertedero Animado de la Semana (N°46)

Atomic Pi

Atomic Pi: Un «súper Raspberry Pi» con chip x86